Cortadoras de Azulejos

La amplia gama de cortadoras de azulejos RUBI, permite al profesional, obtener los mejores resultados en el corte de este material. El azulejo sigue siendo, hoy en día, una de las baldosas cerámicas más instaladas del mundo. Con espesores comprendidos entre los 6 y los 10 mm., el azulejo requiere un trato delicado. Las cortadoras de azulejos RUBI se adaptan al azulejo a la perfección, pudiendo realizar todo tipo de cortes; rectos, diagonales, curvos, etc. Con las cortadoras de azulejos RUBI, descubrirás un nuevo mundo de posibilidades.

En el catálogo de cortadoras de azulejos de RUBI, podemos encontrar dos tipos diferentes: eléctricas y manuales, siendo éstas últimas las más utilizadas para su corte, debido a su comodidad y rapidez. Las cortadoras eléctricas nos ofrecerán un extra en cuanto a la variedad de cortes que podemos hacer; cortes a inglete, biseles, agujeros en el interior de los azulejo, esquinas...por esa razón, con la combinación de ambos tipos de cortadoras de azulejos conseguiremos adaptarnos a todas las necesidades de corte y obtener los resultados más precisos.

Todas las cortadoras de azulejos de RUBI, tanto eléctricas como manuales, están diseñadas por el departamento de I+D+i basándose en las necesidades de los colocadores profesionales y con la utilización solamente de materiales resistentes que ofrecen una robustez contrastada y una calidad de trabajo duradera. Cabe destacar que en el proceso de creación de nuestras herramientas, se incluye un periodo de test en situaciones reales de trabajo en determinados mercados nacionales e internacionales, llevados a cabo por un grupo de profesionales de confianza del sector. Esta acción nos permite detectar puntos de mejora en nuestros productos antes de sacarlos a la venta y/o adaptarlos a las necesidades del usuario final.

La marca RUBI es conocida por la gran durabilidad y por la calidad de sus cortadoras de azulejos. Desde hace ya más de 65 años, RUBI fabrica solamente productos de alta durabilidad y resistencia, para poder dar el mejor rendimiento ante las condiciones de trabajo más duras y adaptándose a las exigencias de de cada mercado.