Servicio Post Venta

¿Para qué sirven los diferentes tipos de llanas de goma?


Las llanas de goma facilitan el llenado completo y regular de la junta dejando esta casi acabada. Existen tres tipos de llanas de goma, según la dureza que se necesite: • Llana de Goma Maciza. Debido a la dureza de la goma, esta llana es perfecta para el rellenado de juntas mayores de 7 mm de ancho, ya que nos permitirá rellenar y compactar la junta al mismo tiempo. •Llana de Goma para Juntas . Esta es la llana con la goma más blanda de todas. Es la más recomendada para las juntas menores de 7 mm. La razón es muy sencilla, si utilizásemos esta llana en juntas mayores de 7 mm, lo que conseguiríamos es ir vaciando la junta a medida que pasamos la llana sobre ella. En el caso de las juntas estrechas, la goma blanda nos garantiza un perfecto rellenado de la junta. • Llana Termoflex. Este es el punto medio de las anteriores, por lo que se recomendará su uso en juntas ni muy anchas, ni muy estrechas (3, 4, 5, o 7 mm). El material de las llanas de goma es anti-abrasivo para resistir el permanente contacto de los materiales cerámicos y la acidez de los morteros. Si utilizamos este tipo de llanas para la aplicación de juntas epóxicas, deberemos limpiar inmediatamente después de cada aplicación toda lallana si queremos conservarla en buen estado, ya que si permitimos que el epoxi se seque sobre la llana, esta quedará inutilizada. También podemos encontrar, las llanas de goma RUBI® en un práctico formato recambiable. Este nuevo formato nos permite intercambiar la base de goma de la llana utilizando siempre el mismo mango. Por lo que se convierte en la opción más cómoda y económica. El intercambio de gomas se realiza mediante un simple sistema de guías y clips, excepto en el modelo de goma maciza, la cual se encaja por presión a la base del mango.