La suciedad que se queda incrustada entre dos azulejos suele dar muchos quebraderos de cabeza a profesionales y particulares: se encuentra en un lugar muy estrecho y eso dificulta la aplicación de productos de limpieza. Sin embargo, ha llegado al mercado una nueva solución: el RC-12 Limpiador de Juntas de RUBI. En este artículo te explicamos cómo limpiar juntas de azulejos con él.

El RC-12 Limpiador de Juntas se trata de un limpiador ácido de gran rendimiento (100m/litro), que se puede emplear tanto en juntas de base cemento en cocinas y baños. Los materiales indicados sobre los que se puede trabajar son los pavimentos y revestimientos de porcelanato o el gres esmaltado, además de todo tipo de azulejos. Sin embargo, no está indicado para las superficies sensibles al ácido, como el mármol, el terrazo, la piedra pulida o el mosaico hidráulico.

Las propiedades de este producto son un Ph de 1,5, con una densidad de 1,13 kg/l. Sus ingredientes son agua, ácido fosfórico y C12-15 Pareth-9.

Cómo limpiar juntas de azulejos: paso a paso

Para salir de dudas de cómo limpiar juntas de azulejos con el RC-12 de RUBI, este es el paso a paso a seguir:

1)     Aplicar el producto directamente sobre la junta. Para ello, el envase tiene una boquilla especial que facilita dicha aplicación. Lo recomendable es trabajar sólo en 3 ó 4 baldosas al mismo tiempo.

2)     Con la ayuda de un cepillo, frotar insistentemente sobre la junta.

3)     Mientras se sigue frotando, hay que aclarar con abundante agua para mejorar el resultado y para ir viendo cómo se reduce la mancha.

4)     Una vez finalizado el frotado y el aclarado, se debe secar con un paño, preferiblemente de algodón.

5)     Si tras estos cuatro pasos, aún queda suciedad, se debe repetir la operación.