¿Qué tipo de mezclador eléctrico necesito?

mezclador eléctrico_RUBIMIX-1

Lo primero que debemos tener en cuenta antes de escoger nuestro mezclador eléctrico RUBIMIX será, conocer el tipo de material que se va a mezclar (mortero, pintura, resina, etc.) ya que esto determinará el tipo de cabezal que debemos usar.

La cantidad de material que se mezclará de una vez (entendemos por cubo) nos permitirá escoger el tamaño del cabezal (diámetro), cuanto mayor sea el cabezal más cantidad de material podremos mezclar, ahora bien, de la misma forma que no debemos utilizar un cabezal pequeño para mezclar grandes cantidades, tampoco es recomendable el uso de un cabezal grande para cantidades pequeñas ya que entonces podemos aportar demasiado aire a la mezcla, sin conseguir un mezclado homogéneo.

La cantidad de material, no sólo por cubo sino también la total (rendimiento), decantará la selección del mezclador eléctrico RUBIMIX, por su potencia y velocidad de giro.

Hay que tener en cuenta, que a excepción de aquellos casos en los que se mezclen cantidades muy pequeñas (bricolaje o reparaciones principalmente) no es recomendable el uso de taladros para mezclar, ya que la mayoría no trabajan a las velocidades adecuadas y corremos el riesgo de dañar el aparato eléctrico.

Para un mejor resultado, la velocidad de mezclado debe ir siempre de menos a más.

La capacidad máxima de mezclado, se obtiene de la relación entre la potencia del mezclador eléctrico y el diámetro máximo de cabezal que éste puede montar. Por lo que será siempre este último dato el que deberemos tener en cuenta a la hora de seleccionar, tanto el tipo como la cantidad de material.

Saber qué tipo de mezclador eléctrico hay que utilizar en cada caso, afectará positiva o negativamente en el resultado final. 

Morteros

Antes de realizar la mezcla de cualquier tipo de mortero o adhesivo cementoso, deberemos proveernos de un recipiente adecuado a la cantidad que se va a mezclar y añadir primero la cantidad de agua que el fabricante recomienda (Por omisión respetar la proporción 1:3), antes de echar el mortero.

La evolución que los materiales cerámicos sufren, día tras día, también se ve reflejada en los materiales adhesivos.

Estos, cada vez, contienen más aditivos que les confieren características más avanzadas y adecuadas a las nuevas baldosas, cada vez más técnicas. Todos estos cambios hacen que el profesional sea más exigente con las herramientas que necesita y estas, tienen que estar a la altura de estas exigencias.

Es por ello, que RUBI, dispone de la completa gama de mezcladores eléctricos RUBIMIX.

Gama RUBIMIX

La gama RUBIMIX está formada por tres modelos; el RUBIMIX-9 N, equipado con un motor de 1200W, el RUBIMIX-9 N PLUS y su motor de 1800W y el exclusivo RUBIMIX-16 ERGOMAX de 1600W de potencia. Puedes conocer sus caracteristicas en nuestra web: www.rubi.com 

mezclador eléctrico_RUBIMIX-2

Con esta gama, el profesional dispone del mejor abanico de herramientas en las que poder confiar sus trabajos más exigentes.

Todos los mezcladores eléctricos RUBIMIX disponen de un selector mecánico para sus dos velocidades y un interruptor progresivo para controlar la velocidad de trabajo con sólo apretar más o menos el propio interruptor.

El interruptor progresivo nos permite controlar la velocidad deseada para cada paso del proceso de mezclado, adaptándonos al tipo de material que vayamos a mezclar.

El diseño ergonómico de la carcasa con empuñadura doble incluye zonas bimateriales, para incrementar el “grip” durante el trabajo, así como un pulsador de seguridad, que evitará accionar el gatillo de forma involuntaria. Tanto el pulsador de seguridad, e interruptor de puesta en marcha, se hayan ubicados en el mismo lado permitiendo una rápida y sencilla utilización por parte del usuario.

mezclador eléctrico_RUBIMIX-3

La regulación de la velocidad de mezclado es muy importante. Solo incrementaremos dicha velocidad a medida que la masa vaya ganando homogeneidad, y la aceleración deberá ser siempre progresiva.

Los RUBIMIX tienen una versión con maleta, que permite el transporte de hasta 2 cabezales de mezclado, gracias al su diseño que incorpora clips de fijación en la parte superior.

mezclador eléctrico_RUBIMIX-4

 

RUBIMIX-16 ERGOMAX

A simple vista, el nuevo RUBIMIX-16 ERGOMAX, puede parecer un mezclador eléctrico más. Otra opción dentro de la actual oferta que el profesional puede encontrar, pero, nada más lejos de la realidad.

mezclador eléctrico_RUBIMIX-5

 

El nuevo RUBIMIX-16 ERGOMAX es el primer, y único, mezclador eléctrico que permite regular la posición de trabajo de la empuñadura doble, a la propia, y siempre única manera de trabajar de cada profesional. Ésta particularidad lo convierte en el mezclador eléctrico, ergonómicamente más avanzado del mercado.

Otra particularidad del RUBIMIX-16 ERGOMAX es la incorporación, de serie, del nuevo sistema de conexión FAST-IN. Un sistema propio y exclusivo de RUBI que permite al usuario el intercambio y desmontaje de los cabezales de mezclado sin la necesidad de usar herramientas y con la total seguridad de ofrecer la fijación necesaria.

Gracias al porta brocas (ref.71967) podremos utilizar en los RUBIMIX todos los cabezales de mezclado con varilla hexagonal de 8 y 10 mm. Y con el adaptador FAST-IN (ref. 76907) adaptaremos el sistema de conexión sin herramientas a cualquier modelo de mezclador eléctrico con conexión M14x2.

mezclador eléctrico_RUBIMIX-6

 

CABEZALES DE MEZCLADO

Para finalizar este post, sólo nos quedará seleccionar el cabezal necesario para cada trabajo. 

Cabezal M.

Especial para el mezclado de todo tipo de morteros con base cementosa. Su forma casi cilíndrica permite generar un movimiento de succión que mueve el material de abajo a arriba por el interior del cuerpo del cabezal.

Cabezal L.

Especial para el mezclado de pinturas y materiales de muy baja densidad. Su forma cónica empuja el material hacia el fondo generando un remolino en su interior que aporta a la mezcla la cantidad de aire justa para una mezcla homogénea y sin burbujas.

Cabezal E.

Especialmente diseñado para la mezcla de resinas (tipo Epoxi). Su doble hélice genera movimientos opuestos asegurando un perfecto “amasado” de los dos componentes de la resina.

Cabezal P.

Diseñado especialmente para la mezcla de yeso. Su acabado bicromatado protege el cabezal de la oxidación y evita que la mezcla se contamine. 

Cabezal ML.

Cabezal de uso universal para la mezcla indistinta de morteros y pinturas en cantidades medias.

La limpieza del mezclador es básica y necesaria. Tener un cubo con agua limpia siempre a mano nos permitirá eliminar los restos adheridos al mezclador después de cada uso. En los casos de mezclado de resinas es mejor utilizar agua caliente. Para una mayor vida del mezclador no es recomendable utilizar productos agresivos para su limpieza.

Explicanos en los comentarios del post,  qué tipo de mezclador utilizas y si conoces otros sistemas de mezclado.

 

 

 

Website Comments

  1. Armando
    Responder

    Soy maestro de obra y estoy interesado en un bactidor. Para pegar ceramica.en cali v .colombia y cual me aconsejan gracias.

Post a comment