El mosaico hidráulico ha vuelto a estar presente en el mercado, y el publico lo esta poniendo de moda nuevamente.

El estilo “vintage” está de moda.

Volver la vista atrás y recuperar un antiguo objeto, modelo, o diseño, nos hace sentir nostálgicos y traer a nuestra memoria aquellos recuerdos de la infancia o juventud.

En especial, esta moda se está aplicando con mucha fuerza en los elementos decorativos de nuestro hogar, y los pavimentos cerámicos no se escapan de esta influencia.

 

Los diseños modernistas del mosaico hidráulico están muy presentes en las colecciones de los fabricantes de baldosa cerámica actuales.
Poder combinar lo mejor de una baldosa actual, como el gres porcelánico, y un diseño “retro” es una tentación bastante difícil de resistir.

Ahora bien, esto no significa que no podamos disfrutar de la belleza de un mosaico hidráulico original.

Para aquellos que no lo conozcáis, permitidme que os haga un breve resumen de la historia de este emblemático material.

El origen del mosaico hidráulico se remonta a la Francia de finales del siglo XIX, más concretamente en la Exposición Universal de París de 1867.
El modernismo lo convirtió en un referente entre los materiales que se utilizaban.
Grandes nombres del modernismo realizaban sus propios diseños, incluso Antoni Gaudí llegó a diseñar un pavimento de mosaico hidráulico que ahora podemos disfrutar si paseamos por las aceras del Passeig de Gràcia de Barcelona.

La utilización del mosaico hidráulico, como pavimento, se extiende hasta mediados del siglo XX, momento en el que debido la aparición de las baldosas de gres cerámico su uso empezó a verse reducido.

Mosaico hirdáulico_ Gaudi

Mosaico hirdáulico_ Gaudi

¿Qué es exactamente el mosaico hidráulico?

En síntesis, se trata de una loseta de cemento de unos 20 – 25 mm de espesor decorada mediante pigmentos que forman la capa de rodadura (parte visible) de unos 5 mm. aproximadamente.
Pero realmente es mucho más complejo e interesante.
El proceso de fabricación del mosaico hidráulico es totalmente artesanal. Cada loseta se fabrica una a una.

Todo empieza con la preparación de la “trepa”, es decir, el molde formado por un marco en el que se colocan unos separadores, por lo general de latón o bronce, que darán forma al diseño del dibujo.
Cada hueco se rellena con una pasta a base de pigmentos del color correspondiente.
Una vez rellenados todos los huecos, se retiran los separadores y se aplica una primera capa de arena y cemento a partes iguales, y posteriormente una segunda capa de mortero de cemento.
El molde completo se coloca en una prensa hidráulica y se compacta. La loseta ya está formada pero aún no se ha finalizado.
Después de la fase de compactación se deja secar la loseta, para sumergirla, posteriormente, en agua durante 24 horas e hidratar el cemento.
La fase final es la más larga de todas, ya que, para que la loseta esté completamente acabada hay que dejar que el cemento fragüe completamente y para ello hay que esperar 28 días.

Mosaico hidraulico suelo

Mosaico hidraulico suelo

 

Mosaico hidraulico bar

Mosaico hidraulico bar

 

Por cierto, el nombre de mosaico hidráulico, no viene de las prensas que se utilizan en la compactación, si no del proceso de hidratación y fraguado del mortero.

Bar suelo vintage

Bar suelo vintage

 

El proceso de fabricación del mosaico hidráulico es totalmente artesanal.

Una de las grandes ventajas del mosaico hidráulico, como pavimento, es su gran capacidad para soportar grandes cargas, a la vez que su gran variedad de diseños y la naturalidad de sus colores hace que, en un entorno doméstico, consiga un toque muy personal y especial.

Como dato curioso, diremos, que el origen de RUBI y de la cortadora manual de baldosa cerámica está directamente relacionado con el mosaico hidráulico, ya que el primer modelo de cortadora se diseñó, principalmente para el corte de este material y del azulejo.

Mosaico hidráulico_cortadora manual

Mosaico hidráulico_cortadora manual

 

Instalación y cuidados del mosaico hidráulico

La instalación de mosaico hidráulico no es muy distinta de lo que sería una instalación de baldosa cerámica tradicional, salvo en el hecho que el mosaico hidráulico es más sensible a la formación de eflorescencias, por lo que hay que asegurar un buen aislamiento del pavimento antes de la instalación.

Instalación mosaico hidraulico

Instalación mosaico hidraulico

 

Otro aspecto a tener en cuenta durante la instalación es la necesidad de saturar la capacidad de absorción de la baldosa de mosaico hidráulico, sumergiéndolas en agua.

Para un correcto acabado, debemos asegurar una junta de colocación homogénea, con la utilización de crucetas y una perfecta planitud superficial. Todas las baldosas de mosaico hidráulico deben quedar a la misma altura, ya que una vez instaladas, estas, no se podrán rebajar, a diferencia de lo que sucede con las baldosas de piedra natural.

El brillo final se obtiene mediante el cristalizado de toda la superficie con una limpiadora o pulidora rotativa. Te puede interesar nuestro post de “Pulido de suelos”

Para un correcto disfrute y mantenimiento, de un pavimento de baldosas de mosaico hidráulico, es muy recomendable impermeabilizarlo al finalizar el proceso de instalación y una vez esté completamente seco.

Como veis el mosaico hidráulico aún tiene mucho que aportar.

¿Conocias o has utilizado este tipo de materal?

 

Website Comments

  1. Francisco Romero
    Responder

    Los diseños de siempre de las baldosas hidráulicas son geniales, yo diria que son atemporales. Siempre quedan bien lo pongas donde lo pongas, por eso ha vuelto con fuerza y es que gustan siempre. Ese punto artesanal le da un valor añadido y es que son una verdadera obra de arte que puede revitalizar cualquier zona, dándole un toque muy especial.

Post a comment