En tiempos de crisis del sector de la construcción, la especialización  en las reformas ¿es una necesidad o una evolución?

 

Reformas construcción

Reformas construcción

 

Con la llegada de la crisis en el sector de la construcción en España,  las reformas han cogido fuerzas y han dado un paso adelante muy importante dando un soplo de aire fresco a nuestra economía.

Todos conocíamos y aceptábamos la masificación en el sector de la construcción, pero con la falta de trabajo se ha tenido que buscar salidas para tanta mano de obra.

Una salida fue reciclarse en otros puestos de trabajo, hostelería, turismo, limpieza…. pero muchos otros optaron por otra salida, quizá la que más riesgo conlleva, es especializarse en trabajos dentro de las reformas.

 

Con el boom de la construcción estas ramas claramente diferenciadas se aglutinaron en una sola… las clásicas “Reformas en general”.

Hace años era muy normal que hubiera un oficial para el agua, otro para la electricidad, otro para el gas, pintura, construcción, etc. cosa que parece que hoy en día se va erradicando.

Durante los tiempos tan complicados que hemos vivido todo indica que se vuelve a la especialización de cada sector dentro de la construcción, los cursos impartidos por escuelas taller (la gran mayoría privadas) y la administración pública tienen gran parte de la “culpa” ya que han logrado tener mucha demanda.

 

crisis construcción

 

Para aquel que se atrevió a invertir en esta especialización, por ejemplo, en la colocación de azulejos, con la llegada de los nuevos ultra gran formato como el Slim, así como la vuelta del mosaico hidráulico y el gran formato en general, se le han abierto un gran abanico de oportunidades profesionales muy importantes, puesto que no todo el mundo está preparado para ofrecer unos acabados excelentes para estos materiales tan especiales.
También hay que reseñar que los precios de colocación de este tipo de  materiales son más altos pero más exigentes.

Cuando uno se especializa en un sector, invierte en herramientas profesionales específicas para llevar a cabo ese trabajo lo más rápido posible, pero sobre todo para entregar el mejor acabado, la unión de estos factores da como resultado un cliente contento, esto en principio nos lleva a tener mayores oportunidades de trabajo, y posiblemente a  más ingresos.

Esta especialización tiene sus lados positivos como el que acabo de exponer, pero también sus lados menos positivos como tener que buscar varios profesionales para realizar tu reforma en vez de contratar a uno solo, además con el incremento de tiempo y dinero que esto supone.

Para paliar estos lados negativos aparece una nueva figura llamada “Gestor de obra” es aquel que gestiona a diferentes profesionales especializados y vive la obra para ofrecer altos acabados a un precio más ajustado que si lo hiciéramos por nosotros mismos.

¿Creéis que la figura del Gestor de Obra permanecerá en el tiempo?.

¿Creéis que realmente se está llevando a cabo la especialización de ramos de la construcción o volveremos a las tan recurridas “Reformas en General”?.

Podéis dejarnos vuestras opiniones en los comentarios de este post.

 

Website Comments

  1. David Asco'
    Responder

    No estamos descubriendo nada nuevo.
    Creo que el albañil profesional , viene desde la base de la reforma y construcción de antaño, donde empezabas de peón y donde ibas aprendiendo poco a poco al lado de un auténtico oficial, que seguramente no sabía escribir su nombre, pero te replanteaba y te hacía una escalera, te cambiaba un tejado , te alicataba cualquier espacio, y te Lucía de yeso.
    Al menos ese fue el maestro albañil que tuve yo a los 15 años.
    Hoy tengo 49 sigo de albañil, me dedico a la reforma, tengo un título oficial de técnico superior en edificación, que me saque sin dejar de trabajar.
    Pertenezco a PROALSO, con nivel II, que quien es profesional sabe que quiere decir.
    Tengo el reconocimiento de varias marcas comerciales, como aplicador reconocido de SATE, entre otras cosas.
    Tengo en mi equipo de trabajo, un oficial fontanero, un Escayolista , un electricista , y dos carpinteros, aparte de mis albañiles, y de todos , el que menos 20 años de profesional inentirrumpido.
    Pero lo mejor de todo y lo que quiero decir con todo esto. Es que en un buen profesional, la formación es continua, por que cada día salen materiales, con técnicas y herramientas nuevas, y si no sabes de lo de antes, como quieres combinar con lo de ahora ?, Que realmente, es en lo que consiste la reforma.
    Y yo como gestor y director de ejecución, como podría serlo sin saber desde amasar un puñado de yeso , saber qué tipo de adhesivo decesita un alicatado o solado en concreto, o que normativa aplica el CTE , en determinadas situaciones. ????
    Eso sólo se obtiene en la universidad del andamio , y la formacion continua y la vocación profesional.
    Eso no se ofrece en los centros de bricolaje modernos, ni los oportunistas que mal aprendieron en el boom , y continúan con sus malos vicios ejecutivos en la reforma.

    • Rubi
      Responder

      Hola David, tienes mucha razón en tu comentario. Nosotros entendemos que el verdadero profesional esta en constante formación ya que el mercado también así lo exige. Te felicitamos por tener una formación continua y por tu vocación profesional. Esperamos que muchos más profesionales formen parte de esta generación de profesionales de la colocación.
      Saludos cordiales.

  2. nelson arturo castaño díaz
    Responder

    Hola david te felicito,yo tambien con 65 años todo lo que aprenDí fue untandome metido en el barro y aprendiendo siempre de toDos y cada uno de mis compañeros de trabajo, pues cada uno tiene algo que enseñar a los demás y así es como hemos salido siempre adelante. Saludos a la gran familia de la construccion y a la gran familia RUBI

Post a comment