Conocer las diferencias entre cortadoras manuales nos ayudará a escoger el modelo más adecuado para cada necesidad.

En el mercado existe una gran variedad de cortadoras manuales para baldosa cerámica, pero ¿son todas iguales?
¿Podemos hacer lo mismo con todas ellas?
La respuesta a estas preguntas es bien sencilla: no.

* ¿Quieres obtener el Nuevo Catálogo RUBÍ 2020 con todas las herramientas?  Clica aquí y descárgatelo gratis.Podemos clasificar las cortadoras manuales para baldosa cerámica de muchas formas:

  • ESTÁNDAR o PROFESIONAL: Según la intensidad del trabajo a realizar.
  • MONOPUNTO o MULTIPUNTO: Por el tipo de separador que poseen.
  • MONOGUIA o DOBLE GUÍA: Por el sistema de rayado.
  • ESCUADRA FIJA o GIRATÓRIA: Teniendo en cuenta las funciones de sus accesorios.
Cortadoras manuales profesionales TS

Cortadoras manuales profesionales TS

Pero para entenderlas y poder escoger la mejor opción, lo primero que necesitaremos saber es el tipo de material y su formato, y en caso de variedad, tener en cuenta el peor de los casos.
Después, el tipo de colocación que principalmente vayamos a ejecutar, en recto o a cartabón.
Y por último, la intensidad del trabajo a realizar.

Con toda esta información en nuestro poder, podemos pasar a la siguiente fase, la selección de la cortadora manual.

Cortadoras manuales profesionales TX-N

Cortadoras manuales profesionales TX-N

 Lo primero que hemos destacado, ha sido el material y su formato. ¡Esto es imprescindible! Si no sabemos que vamos a cortar ¿cómo podemos saber si nuestra herramienta es la más adecuada?

Como profesionales, trabajamos con una amplia variedad de baldosas cerámicas, por lo que escoger un solo tipo o formato es muy complicado. Lo que sí sabemos es cual de esos formatos o tipos de materiales es el que solemos trabajar más a menudo.

El formato del material nos determinará el modelo de cortador manual que tenemos que elegir, ya que, la principal diferencia entre los modelos existentes es su capacidad de corte.

Como ejemplo, pondremos una STAR-51 MAX, una TS-66 y una TX-900-N, y una baldosa de 60×60 cm. Como es obvio la STAR-51 MAX no nos serviría para nuestro propósito, mientras que la TS-66 y la TX-900-N sí. Ahora bien, ¿y si tenemos que cortar esa baldosa de 60×60 en diagonal? En ese caso, sólo la TX-900-N cubriría nuestras necesidades.

El corte en diagonal es una peculiaridad que hay que tener en cuenta, siempre, antes de elegir una cortadora manual.

Un simple truco para calcular la longitud de una diagonal es multiplicar el lado de la baldosa por 1,4142.

Ejemplo: 60 x 1,4142 = 84,85 cm*     *Valor aproximado

Una vez sabemos qué modelo (o capacidad de corte necesitamos), es momento de escoger la gama.

Para la selección de la gama de cortadora manual, tendremos en cuenta la tipología de la baldosa cerámica.

Al igual que nos pasaba con el formato, lo más probable es que, en nuestro día a día, trabajemos con muchos tipos de materiales: azulejo, gres, porcelánico, extrudido, etc.

tipos de cortadoras manuales_3

Cortadora manual STAR-N PLUS

Cada material tiene una dureza propia y a ésta le tenemos que sumar el grosor de la baldosa. Por lo que a mayor dureza y a mayor espesor, nos hará falta una cortadora con una mayor potencia de separación.

¿Cuál debe ser nuestra referencia? Por lo general, si adaptamos nuestra cortadora al caso más extremo, de todos aquellos a los que nos enfrentemos con cierta cotidianeidad, conseguiremos cubrir el resto de materiales, en teoría, inferiores.

El siguiente aspecto es el tipo de instalación que vayamos a realizar.

Hay mercados en los que la baldosa cerámica se instala, casi siempre, en recto (ortogonal) y otros, en los que predomina la instalación en cartabón (corte a escuadra o diagonal).

tipos de cortadoras manuales_4

Cortadora manual TR-S

Si vuestro caso es el primero, mi recomendación es utilizar una cortadora con separador monopunto.

Si por el contrario el corte en diagonal es nuestra preferencia, entonces os recomiendo elegir una cortadora con separador multipunto.

La gran ventaja del separador multipunto es que nos permite separar la baldosa en la misma posición de rayado, sin tener que mover o manipular el material varias veces.

Es, por tanto, un sistema, más rápido y eficiente.

Cualitativamente hablando, las diferencias entre cortadoras manuales no hacen que unas sean mejores que otras, tan solo nos permitirán adaptarnos, más o menos, a las distintas situaciones.

Por último, y no menos importante, nos queda hablar de la intensidad del trabajo a realizar. Es posiblemente, el aspecto más abstracto de todos, pero hay que tenerlo muy en cuenta.

Por lo general tendremos tres situaciones o intensidades:

Corte ocasional o baja intensidad: el caso más común es el de las reparaciones. Situaciones en las que el número de piezas a cortar no suele ser mayor a 4 o 5.

Corte profesional o intensidad media: El corte de instalación que todo profesional ejecuta a diario. Aunque seamos capaces de instalar 50 o 100 m2 en un solo día, no cortamos todas las piezas. Y lo más importante, no realizamos todos los cortes a la vez. Los cortes se van realizado a medida que los necesitas.

Acopio o corte intensivo: Es el que se realiza cuando trabajamos con grandes cantidades de material y necesitamos realizar muchos cortes seguidos. Es el caso más exigente, ya que nuestra cortadora va a realizar cortes continuados durante tiempos prolongados.

Las cortadoras manuales de RUBI tienen una garantía de 2 años, en algunos modelos, ésta garantía se puede extender, de forma gratuita, 1 año más y en otros modelos la extensión es de 3 años. Para disfrutar de este beneficio sólo hay que ser socio del Club RUBI y registrar el  producto.

Dejanos saber tu opinión de este post en los comentarios.

New call-to-action

Please rate this