El hormigón es una de las bases preferidas para la instalación de cerámica, ya que se considera una superficie de trabajo muy estable. 

Además, una vez terminada, una instalación de cerámica sobre hormigón puede durar generaciones. Esto significa que nuestra inversión durará más allá de los años de garantía que suelen dar los fabricantes de cerámica.

* ¿Quieres saber Cómo mezclar adhesivo para cerámica paso a paso? Clica aquí y descárgate la guía profesional gratis.
manera de colocar baldosas sobre hormigon

Los pasos a seguir para colocar baldosas sobre hormigón son los mismos que para cualquier otra colocación de cerámica, aunque la disposición y especificaciones exactas pueden variar según el proyecto. 

A continuación, te detallamos los pasos a seguir para colocar baldosas sobre hormigón  más habituales :

1. Preparar el hormigón

En primer lugar, debes usar un limpiador de base ácida o en profundidad para limpiar el hormigón y luego dejarlo secar. Seguidamente, revisar que el hormigón no presente ninguna grieta o agujero que necesite ser reparado. En caso de que así sea, utilizar las herramientas apropiadas para ello.

2. Sellar y nivelar el hormigón

Una vez las reparaciones estén secas, llega la hora de sellar el hormigón. Aplicamos el sellador, los de base de silicato de sodio o litio ayudarán a impermeabilizar el hormigón y lo reforzarán, además, como los silicatos trabajan bajo la superficie no interferirán con la adhesión

New call-to-action

Lo dejamos secar y posteriormente aplicamos el nivelador que nos asegure una superficie plana y sin defectos. La superficie donde vamos a colocar baldosas sobre hormigón debe ser totalmente plana para evitar futuras grietas o desperfectos

Para asegurarnos que la superficie está suficientemente plana podemos servirnos de un regle de unos 2 m y debemos observar una desviación inferior a 2 mm.

3. Realizar el replanteo

Antes de ponerse a colocar baldosas sobre hormigón, una buena idea es plantear nuestro diseño. Así veremos cómo tenemos que cortar las baldosas cerámicas para colocarlas correctamente. Utilizar una tiza para marcar sobre el hormigón nuestro diseño nos será de gran ayuda.

4. Mezclar el adhesivo

Según el tipo de baldosas que vayamos a colocar sobre el hormigón, deberemos elegir un adhesivo u otro, por ello es importante asegurarnos de que elegimos el adhesivo adecuado

Una vez lo tenemos, lo mezclamos con la ayuda de una batidora eléctrica, como nuestras Rubimix, siempre siguiendo las instrucciones del fabricante. A continuación, lo aplicamos con la ayuda de una llana dentada, comprobando primero que estamos utilizando el tamaño de diente adecuado al tamaño de la cerámica que estamos colocando.

5. Instalar la cerámica

Colocamos la cerámica siguiendo el patrón que hemos marcado en el replanteo utilizando crucetas y un sistema de nivelación, como nuestro Delta Level System,  para garantizarnos un acabado perfecto. 

Es importante recordar que si la cerámica tiene un tamaño superior a los 30×30 cm es imprescindible utilizar la técnica del doble encolado, es decir, aplicar adhesivo tanto al soporte como a la pieza de cerámica que estamos colocando.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo nivelar correctamente con el Delta Level System.

6. Limpiar y dejar secar el adhesivo

Una vez hemos colocado toda la cerámica, la limpiamos con la ayuda de una esponja de celulosa y dejamos secar el adhesivo el tiempo especificado por el fabricante.

7. Rellenar las juntas

Procedemos a mezclar el mortero para juntas siguiendo las instrucciones del fabricante y rellenamos las juntas con la ayuda de una llana para juntas. Con esta herramienta podemos aplicar la cantidad necesaria para la junta y eliminar el exceso de mortero de juntas. 

Cabe recordar aquí que el mortero de junta está disponible en muchos colores y podemos elegir el que más nos guste para nuestro diseño. Existen dos tipos de morteros:

Morteros para junta arenosos

  • Indicado para  juntas mayor de 3 mm
  • Da un extra de dureza a la instalación. 
  • Es más difícil de aplicar por lo que utilizarlo en juntas de menos de 3 mm puede ser muy frustrante
  • No recomendado para baldosas de mármol, pues araña la superficie del mármol y no se puede reparar.

Morteros no arenosos

  • Indicado para juntas inferiores a 3 mm.
  • Dejan un mejor acabado

Tener en cuenta las anteriores especificaciones es importante. De esta manera nos aseguraremos que al colocar las baldosas sobre hormigón, estamos siguiendo los pasos correctamente.

Descubre cómo mezcla a la perfección el mortero la Rubimix 9 en este vídeo:

8. Limpiar de nuevo y sellar

Una vez las juntas están secas, vamos a dar el penúltimo paso a la hora de colocar baldosas sobre hormigón, limpiar toda la superficie que hemos colocado. 

Por último, estando seguros de que hemos eliminado cualquier resto de mortero de juntas y adhesivo, y que el mortero de juntas ha secado, podemos utilizar un sellador de juntas para prevenir que se formen manchas y moho en un futuro.

Ahora que ya sabes cómo colocar baldosas sobre hormigón, ¿te pondrás a ello? Esperamos vuestros comentarios al respecto.

New call-to-action