Hay discos específicos para cortar cerámica. Pero hablar de discos de diamante y de cuál es el más apropiado para cortar un tipo de material, en realidad depende mucho de nuestras necesidades de corte

Conocer cómo funcionan los discos y cómo están creados, nos va a ayudar a entender mejor qué tipo de disco necesitamos o cuál es el mejor para cortar cerámica. 

* ¿Quieres obtener el Nuevo Catálogo RUBÍ 2020 con todas las herramientas?  Clica aquí y descárgatelo gratis.

¿Qué son los discos de diamante?

Los discos de diamante son un súper-abrasivo y están constituidos por un cuerpo circular, mayoritariamente de acero, llamado “alma”. El alma tiene en su periferia el material cortante en forma de una corona continua o bien en segmentos. Este material cortante al que llamamos banda diamantada se puede unir de diferentes formas al alma del disco, pero la más utilizada por RUBI es la soldadura láser.

Granos de diamante

En los discos, el tipo de fijación de los granos de diamante se puede hacer de 3 maneras diferentes, que son sinterización, electrodeposición y vacuum brazing. Pero en el caso de discos específicos para cortar cerámica, normalmente estaremos hablando de sinterización.

En el proceso de sinterización las partículas de diamante se mezclan con el aglomerante metálico y se consolidan mediante presión y temperatura, creando un sistema con diferentes estratos o capas de diamante que se ven expuestos a medida que la herramienta se va desgastando. A este conglomerado de metal y diamante se le denomina “liga”.

Relación entre tamaño del grano, la concentración y dureza de la liga

La relación entre el tamaño del grano de diamante, la concentración de los granos o partículas, y la dureza de la liga, varía en función de los requerimientos de cada disco.

  • Para materiales duros, usamos un tipo de grano pequeño, con una alta concentración de diamante y una liga blanda.
  • Para materiales abrasivos, usamos un tamaño de grano grande, con baja concentración de diamante y una liga dura.
  • Si cortamos materiales de todo tipo, usamos un tamaño de grano grande, una concentración de diamante baja y una liga blanda.

Lo ideal es que se vayan desgastando ambas cosas al mismo tiempo. Si tenemos una liga blanda, el metal se irá desgastando y el diamante siempre aflorará para poder cortar con eficiencia, pero la vida del disco se verá afectada sobre todo al cortar materiales abrasivos. 

New call-to-action

Por el contrario, si tenemos una liga demasiado dura, el diamante se irá desgastando sin reponerse porque el aglomerante no se desgasta al mismo tiempo y la herramienta perderá su efectividad de corte. Es cuando decimos que el disco está embotado. 

Para solucionar este problema, podemos utilizar un bloque limpiador, que es un súper-abrasivo que desgastará la liga del disco y hará que las partículas de diamante de las capas inferiores afloren

Tipologías de discos de diamante sinterizados

Las tipologías de discos sinterizados son: 

  • Banda continua: Proporciona el mejor acabado. Se usa para cortar e ingletear cerámica u otros materiales pétreos de revestimiento, con espesores <25 mm.
  • Turbo: Una gran combinación. Alto rendimiento y velocidad de corte con acabados de alta calidad.
  • Viper: Es la evolución del disco TURBO con una mayor calidad y velocidad. Está totalmente indicado para materiales de alta dureza.
  • Segmentado: El más rápido. Máxima velocidad y mejor refrigeración del disco. Para el corte de materiales con espesores >25 mm.
  • Turbo segmentado: Para el corte de todo tipo de materiales con la máxima velocidad.
  • J-Slot: Tecnología punta. Alta velocidad en los materiales más duros. Especialmente diseñado para el corte recto de Gres Porcelánico. Elimina las tensiones generadas durante el corte.

A mayor velocidad de corte, menor calidad y viceversa. Los discos con una relación velocidad-calidad más equilibrada son los tipo turbo y los viper.

En este vídeo puedes ver el disco de diamante CEV-SUPERPRO de 250mm funcionando en una RUBI DC250-850.

¿Cómo elegir el disco de diamante adecuado?

Ahora que ya conocemos cómo funcionan los discos, cómo están creados, las tipologías y sus características, debemos tener en cuenta 3 aspectos a la hora de elegir un disco de diamante:

1. Qué tipo de corte vamos a hacer

Dependiendo del tipo de corte vamos a hacer, debemos pensar en qué tipo de máquina vamos a utilizar. ¿Una máquina eléctrica? ¿una amoladora? Y por consiguiente, qué tipo de refrigeración vamos a tener. 

Hemos de tener en cuenta que los discos cortan por fricción y que son herramientas súper-abrasivas. Esa fricción genera elevadas temperaturas durante el corte y eso da lugar a 2 tipos de corte: corte húmedo y corte seco.

En el corte seco la única refrigeración es la que se hace mediante la ventilación que genera el propio disco al girar. Los discos de corte seco se pueden refrigerar con agua para mayor durabilidad y mejor acabado, pero los discos de corte húmedo nunca deben usarse sin agua

En RUBI tenemos discos para cortar cerámica tanto en corte seco como en húmedo. Por eso antes de decidir, debemos saber qué máquina vamos a usar y tipo de refrigeración.


2. Tipos de materiales que necesitamos cortar

La 2ª cosa que hemos de tener en cuenta es qué tipo de materiales vamos a cortar.

Cuando hablamos de cortar cerámica o materiales cerámicos, ambos entran dentro del grupo de materiales silíceos. Dichos materiales que están compuestos principalmente por sílice, presentan una dureza media-alta, aunque algunos también pueden presentar índices muy elevados de abrasividad.

Entre los materiales silíceos más comunes se encuentra el grupo que nos interesa: cerámica o materiales cerámicos como el azulejo, el gres esmaltado o el gres porcelánico. También entran en este grupo el vidrio y el granito. 

Por tanto, debido a la dureza de estos materiales, necesitaremos una combinación de grano pequeño, con una alta concentración de diamante y una liga blanda, que se desgaste al mismo tiempo que el diamante para evitar embotamientos del disco y tener un buen rendimiento de la herramienta.

3. Velocidad de cortes vs calidad de acabado

El 3º aspecto a tener en cuenta es si necesitamos velocidad de corte o calidad de acabados. 

Esto dependerá de los tipos de corte que vayamos a hacer. No es lo mismo hacer un corte recto o en diagonal, donde tal vez necesitemos velocidad, que hacer un inglete en el cual necesitaremos precisión y calidad de acabado. 

No todos los discos sirven para todos los tipos de corte. Para ingletear o hacer corte a inglete necesitamos que los discos tengan el refuerzo y el grosor de alma suficiente para aguantar el corte a 45º sin romperse. El espesor de alma mínimo para ingletear varía en función del diámetro del disco.

Resumiendo, una vez hemos tenido en consideración si vamos a hacer corte húmedo o seco en función de la máquina que usaremos, las propiedades de dureza de un material como la cerámica, y si necesitamos velocidad de corte o calidad de acabados, ya estamos en condiciones de elegir el mejor disco para cortar cerámica.

Gama de discos de diamante RUBI

De la gama de discos de diamante RUBI, podemos destacar los siguientes:

Para corte seco:

  • CPR: Disco continuo, recomendado para el corte fino de gres porcelánico con espesor inferior a 20 mm. Proporciona uno de los mejores acabados. Disponible en diámetros de 115 y 125 mm.
  • TCR: Disco tipo turbo, recomendado para el corte fino de gres porcelánico que posee un alto rendimiento y velocidad de corte con acabados de alta calidad. Disponible en diámetros de 115 – 125 – 180 – 230 mm.
  • CPJ: Disco tipo J-Slot, incrementa la velocidad de corte en baldosas de gres porcelánico muy duro, a la vez que reduce las tensiones generadas durante el corte. Disponible en diámetros de 115 y 125 mm.

Para corte húmedo:

  • CPC: Disco continuo, recomendado para el corte fino de gres porcelánico con espesores inferiores a 20 mm. Especialmente recomendado para el corte a inglete. Disponible en diámetros de 180 – 200 – 230 – 250 – 300 – 350 mm.
  • CPX: Disco tipo J-Slot, con tecnología punta para una alta velocidad en el corte recto de gres porcelánico. Disponible en diámetros de 200 – 250 – 300 mm.
  • TPI: Disco tipo turbo, recomendado para el corte a inglete de gres porcelánico. Proporciona una gran estabilidad y velocidad de corte. Disponible en diámetros de 200 – 230 – 250 mm.

Clasificación por colores de los discos de diamante RUBI

Aparte de estos, en RUBI tenemos muchos otros modelos de discos. Por eso, para ponerlo más fácil a la hora de elegir, utilizamos una clasificación por colores para facilitar la elección. Cada color nos dice para qué uso o aplicación está diseñado originalmente ese disco. 

  • Rojo: adecuado si principalmente queremos cortar porcelánico 
  • Violeta y verde oscuro: son para discos que cortan material general de obra
  • Verde: para material general cerámico
  • Azul: para materiales duros
  • Naranja: para los abrasivos
  • Gris: para mármol 
  • Amarillo: de rescate.

Esperamos que ahora que sabéis todo esto, os resulte más fácil elegir el mejor disco para cortar cerámica.

New call-to-action