construmatUn nuevo mercado se abre a la industria de la construcción española: los países emergentes. Las compañías del sector ya han recuperado el nivel de exportaciones de antes de la crisis y ven en los mercados exteriores una fórmula para compensar la debilitada demanda interna. La apertura a las economías emergentes creará en España 12.500 nuevos puestos de trabajo anuales en el sector de la construcción. Esta es una de las conclusiones del informe El potencial exportador de la construcción española, elaborado por Construmat, el Salón Internacional de la Construcción de Fira de Barcelona que se celebrará del 21 al 24 de mayo de 2013.
Según este trabajo, el sector exportó el año pasado 16.581 millones de euros, un 19% más que en 2006. Ante una drástica caída de la demanda interna, el sector de la construcción decreció un 8,5% el tercer trimestre del 2012.
las compañías están reorientando su actividad hacia los mercados exteriores, con especial atención a los países emergentes. Así, las ventas al exterior han superado ya los niveles precrisis y representan un 7,5% del total de exportaciones de productos españoles.
Teniendo en cuenta que las exportaciones de la construcción han crecido de media un 9,4% los últimos tres años, el informe pone de relieve que, con un aumento del 10% de las ventas en el exterior, añadiría sólo en 2013 una décima de crecimiento al PIB español, generando actividad económica en España por valor de 950 millones de euros.

Fuente: El Cuaderno de IberFerr