MAS INFORMACIÓN


RUBI inventó la cortadora manual para baldosa cerámica en 1951 y hoy en día disponemos de la mejor y más completa gama de herramientas y accesorios para el corte y colocación de baldosas cerámicas y otros materiales de revestimiento y pavimentación.

Con el paso del tiempo, RUBI se ha convertido en líder mundial de fabricación de herramientas para el corte y colocación de baldosa cerámica, apoyado en gran parte por el diseño y la innovación en su amplia gama de cortadoras manuales. Gracias al trabajo y a la colaboración de todos los departamentos de la empresa y de la alta fidelización de nuestros clientes, repartidos por todo el mundo, somos conocedores de las exigencias y particularidades de cada mercado. Por estas razones, diseñamos y fabricamos productos y herramientas que se adaptan a cada tipología de mercado y que cubren las necesidades del profesional.

La principal ventaja de las cortadoras manuales es su velocidad de trabajo. Cortar una baldosa cerámica es cuestión de pocos segundos si lo comparamos con las cortadoras eléctricas.

Entre las ventajas de cortar las baldosas cerámicas con una herramienta manual también está la limpieza, pues podemos hacer infinidad de cortes sin ensuciar apenas nada, ya que no necesitamos agua ni generamos polvo.

Otra de las ventajas de cortar las baldosas cerámicas con una herramienta manual es que no necesitamos electricidad. Este hecho nos permite poder trabajar en cualquier lugar de la obra sin necesidad de tener cerca un punto de luz.

A diferencia de las herramientas eléctricas, las cortadoras manuales para baldosa cerámica no necesitan refrigeración por agua. Esto nos da una gran autonomía a la hora de trabajar justo donde queramos sin necesidad de tomas de agua cercanas, y además, no mojaremos ni ensuciaremos el entorno.

Un punto interesante de las cortadoras manuales de baldosa cerámica es el bajo precio de los consumibles. Los rodeles son herramientas de bajo coste y de gran duración, con los que podremos hacer un gran número de cortes de una forma económica y sencilla.

Las cortadoras manuales para baldosa cerámica son herramientas muy seguras debido a que no contienen elementos cortantes que puedan entrar en contacto con el cuerpo. Por todo este conjunto de razones, podemos decir que son siempre la primera opción para el instalador profesional de baldosa cerámica.