Para comenzar, es imprescindible que cuente con una regla de por los menos dos metros, la cual utilizará para cerciorarse que la superficie no tiene desniveles y que se encuentra perfectamente limpia a fin de que el mortero cola pueda actuar con propiedad. Es importante también, permitir cierta rugosidad en la superficie para un mayor agarre del mortero cola.

A continuación, deberá hacer la mezcla de mortero cola. Es esencial lograr una masa cuya textura sea ideal, para ello RUBI nos da una herramienta que será nuestra solución ideal, la mezcladora RUBIMIX . Este paso es crucial, dado que si no acertamos con la mezcla, el resultado final no será óptimo.

RUBIMIX - 9 PLUS- Mezcladora de mortero

Ya con ambos ítems listos, la superficie y la mezcla, deberá esparcir una sobre la otra. Puede que resulte difícil pero, por suerte, RUBI acude en nuestra ayuda una vez más. Con los peines y llanas con láminas de acero de RUBI, usted podrá esparcir y peinar la mezcla sobre la superficie de manera homogénea, asegurando el resultado deseado y una mejor fijación del mármol. Deberá tener en cuenta que mientras mayor sea el mármol, mayor deberá ser el surco que cree el peine.

Ahora, llegó el momento de colocar el mármol. Con la ayuda de unas crucetas, usted deberá colocar el mármol asegurándose de que queden perfectamente alineadas para, a continuación,  fijarlas mediante golpes de una masa de goma como las que RUBI nos ofrece.

Ya casi terminó. Una vez que las juntas se hayan secado, rellénelas con mortero utilizando una llana de goma. 15 minutos más tarde, limpie la superficie con una esponja húmeda y pula con un trapo limpio.

Ya es hora de disfrutar de su nuevo y reluciente mármol!