La baldosa cerámica china en España

La baldosa cerámica china en España

La baldosa cerámica china se resiente un 30%: la aprobación de medidas por parte de la Unión Europea contra los fabricantes de baldosa cerámica china ha tenido un efecto inmediato directo, y positivo, en la actividad de las empresas cerámicas españolas, que han visto cómo en los últimos 2 años, el tiempo en el que llevan vigentes las tasas antidúmping para la importación de estos productos, se ha contraído de manera importante.

En el año 2010, las plantas azulejeras chinas introducían en España baldosas cerámicas por valor de 40 millones de €, último año de expansión.

La tendencia se rompió en el 2011: la cifra se hundió un 35%, limitando las importaciones a 26 millones, cantidad que en el 2012 ha continuado en la misma línea llegando solo a 12 millones de € (-52,84€%).

Ascer (la patronal azulejera) habla de la caída del consumo de baldosa cerámica china en España hasta el 54% en 2012, y un 30% en el ámbito europeo. Las estadísticas remarcan que las medidas antidúmping sí han sido decisivas para romper la tendencia creciente que se arrastraba desde hacía años.

Los gravámenes europeos a las baldosas cerámicas chinas oscilaban entre el 23,6 y el 36,5% (para aquellas empresas que colaboraron con la UE en la investigación del expediente), y el 69,7% fijado para las que hicieron caso omiso de las peticiones europeas.
Las medidas se mantendrán vigentes hasta septiembre del 2016.

Los fabricantes chinos reconocen que se han visto obligados a cambiar los destinos de sus exportaciones a países como Brasil, EEUU, Tailandia, México, Australia, Canadá, Indonesia o Suráfrica.

Fuente: El Periódico del Azulejo
abril 2013, página 22