Building the

future together

mosaico hexagonal

Instalar un mosaico hexagonal en paredes y suelos

Una de las tendencias que esta en auge en la colocación de baldosas es la de instalar un mosaico hexagonal en paredes y suelos. Estos mosaicos suelen ser de gresite, aunque también pueden ser de materiales cerámicos como el porcelánico.

Hay infinidad de mosaicos diferentes en cuanto a formas, colores y disposición de los mosaicos. También los hay lisos o con textura antideslizante. Pero dentro de las muchas formas que podemos encontrar, la del mosaico hexagonal es una de las más demandadas en la actualidad, y por eso vamos a centrar este post en cómo instalarlo en paredes y suelos.

Ya tenemos decidido que sea un mosaico hexagonal, y ahora faltará elegir el diseño que queramos. Sea cual sea el que instalemos, los mosaicos suelen tener un tamaño que no suele superar los 2.5 a 5 cm. agrupados en planchas llamadas teselas de 31,5 x 31,5 cm aproximadamente, lo que hace de cada plancha una superficie con movilidad que se adaptará perfectamente a los ángulos del soporte donde lo instalemos. También, su pequeño formato hace que colocar mosaico agrande visualmente los espacios en estancias pequeñas.

Esto sería lo que denominamos el «mosaico» enmallado (teselas pequeñas), la otra opción sería colocar baldosa hexagonal en formatos mayores, individuales y sin malla.

* ¿Quieres obtener el Catálogo RUBÍ 2021 con todas las herramientas? Clica aquí y descárgatelo gratis.

mosaico hexagonal

¿QUÉ HERRAMIENTAS NECESITAMOS PARA COLOCAR MOSAICO HEXAGONAL?

Para instalar mosaico hexagonal en paredes o suelos, usaremos básicamente las mismas herramientas que para colocar baldosa cerámica, puesto que habitualmente están hechos de material porcelánico. Estas serían las más básicas:

Paleta, llana dentada, tenazas para corte de mosaico o cortadora manual de cerámica o cortadora eléctrica, mezclador eléctrico, regle, flexómetro, cubos, gavetas, llana de goma para el rejuntado, cubetas, esponjas y talochas. Estas son las más básicas y todas las podéis encontrar en RUBI.

¿QUÉ PASOS HEMOS DE SEGUIR PARA COLOCAR EL MOSAICO HEXAGONAL?

Esos son los diferentes pasos resumidos para su instalación:

1. Replanteo

Lo primero que debes hacer es planificar y organizar el espacio en el que se va a colocar el mosaico. Toma medidas con el flexómetro y calcula la superficie de mosaico que requerirás.

2. Preparación del soporte

Tanto si vamos a colocar mosaico hexagonal en una pared como en un suelo, antes de empezar a colocar las teselas debes revisar que las paredes o el suelo estén a nivel, con una planimetría lo más perfecta posible. Para ello puedes utilizar un regle, asegurando que no se ven huecos de desnivel superiores a 3 mm, en cuyo caso deberíamos regularizar la superficie.  También debemos asegurar que estén secas y que no tengan polvo ni ninguna suciedad.

Si las paredes o el piso tienen alguna grieta o fisura, debes repararlas antes de comenzar la instalación.

3. Prepara la mezcla de cemento cola o adhesivo cerámico

Añade agua en un recipiente siguiendo las instrucciones del fabricante, agrega el cemento cola y bate la mezcla hasta lograr una consistencia homogénea. Para ello, deberías usar un mezclador eléctrico y así evitarás que la mezcla tenga grumos. Debes dejarla reposar el tiempo que indique el fabricante antes dar el mezclado final.

Mezclador rubimix

4. Extiende una capa de adhesivo

Elegiremos un adhesivo con prestaciones mejoradas para colocar porcelánico, normalmente de tipo C2S2, pero también podemos usar resinas epóxicas según el soporte que queramos revestir. Con la ayuda de la llana dentada, extiende una capa de adhesivo de 2 o 3 milímetros y péinala con la parte dentada. Esto permitirá que se adhiera mejor a la superficie.

Debes ir haciendo esto por partes, no extiendas un trozo demasiado grande de adhesivo o se te secará antes de que hayas podido colocar todo el mosaico.

New call-to-action

5. Coloca las placas de mosaico hexagonal

Hemos de tener en cuenta en la fase inicial de replanteo, que en la instalación de baldosa hexagonal estas obligado a seguir una trama de junta corrida, y que la cruceta para mantener el ancho de junta es especial. Una vez hayas extendido el cemento cola en la primera zona, debes colocar las baldosas hexagonales o las teselas de mosaico, cuidando que estén alineadas y que la distancia entre ellas sea de unos 2 milímetros. Con ayuda de la maza o llana de goma golpea las placas para asentarlas y que se fijen bien a la capa de cemento cola. Después, asegura que estén a nivel. Repite este paso hasta que hayas cubierto toda la superficie a revestir.

Reserva las placas que necesitarás cortar para acoplarlas a los espacios más pequeños e inclinados, como los ángulos de paredes y suelo. Deberás medir el espacio sin revestir y marcar una línea de referencia en la baldosa o tesela para cortarla correctamente. Después, deberás cortar las piezas con una cortadora manual de cerámica, o una cortadora eléctrica con disco de diamante.

6. Limpia los restos de cemento cola

Con una esponja húmeda limpia los restos de cemento cola que hayan quedado en la superficie del mosaico hexagonal.

7. Rejuntado del mosaico hexagonal

Cuando el cemento cola y el gresite estén totalmente secos (24h aprox.) puedes empezar con el rejuntado, que no es otra cosa que rellenar las juntas. Para hacerlo debes utilizar nuevamente el mezclador eléctrico y en un recipiente mezclar la lechada o mortero de juntas, y cuando obtengas una mezcla homogénea, debes utilizar una llana de goma para extender la mezcla por toda la superficie del mosaico y que se vaya introduciendo por las juntas, siempre dando barridos en diagonal respecto a la junta con la llana de goma.

Para retirar la mezcla sobrante debes hacer presión (muy leve) también con barridos diagonales, para no extraer nada de material que ya ha penetrado en la junta y dañar el rejuntado.

8. Limpia los restos del rejuntado

Si dejas que el mortero de juntas se seque del todo te será muy difícil de retirar. Espera a que se seque un poco pero no demasiado, y usando esponjas y talochas bien escurridas, haz una primera limpieza suave para eliminar los restos de lechada, siempre con barridos diagonales y con mucho cuidado de no sacar el material de la junta.

9. Haz la limpieza final del revestimiento

Deja secar la mezcla del rejuntado respetando los tiempos dados por el fabricante (24h aprox.)  y con la ayuda de las esponjas y talochas procede a dar la limpieza final de toda la instalación barriendo en diagonal todas las piezas.

10. Disfruta de tu mosaico hexagonal recién colocado

mosaico hexagonal

Este es el último y mejor paso…  ahora que has instalado tu mosaico hexagonal en pared o suelo, ¡disfrútalo! ?

New call-to-action

Publica un comentario

¿Qué te gustaría decirnos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *