Cuando empezamos a aprender a colocar baldosas, una de las preguntas que nos hacemos es cómo colocar gresite en baños y piscinas.

Si tienes en mente hacer un proyecto con gresite, este artículo te interesa. Te contamos que es el Gresite, que herramientas necesitaremos para colocarlo y los pasos para realizar un buen trabajo.

* ¿Quieres saber Cómo mezclar adhesivo para cerámica paso a paso? Clica aquí y descárgate la guía profesional gratis.

colocar gresite

¿QUÉ ES EL GRESITE?

Antes de colocar cualquier material de revestimiento en nuestro baño o piscina, debemos conocer sus características y propiedades.

Decantarse por colocar gresite es muy habitual, pero… ¿realmente sabemos lo que instalamos? La mayoría de gente piensa que el gresite es un tipo de azulejo, pero, aunque a primera vista pueden parecer lo mismo, realmente no tienen nada que ver.

El azulejo es un material cerámico compuesto por arcillas cocidas que tiene una cara vista vitrificada, pero que en su reverso es poroso, lo cual quiere decir que absorbe agua. Se puede encontrar en diversos formatos, pero el más tradicional es el de 20 x 20 cm.

En cambio, el gresite es un material fabricado con cristal plano reciclado fundido a altas temperaturas y con porosidad cero, lo que hace que su tamaño sea siempre invariable y no absorberá agua a lo largo de su vida útil. Por eso colocar gresite es lo más habitual en piscinas.

Tiene un tamaño que no suele superar los mosaicos de 2,5 x 2,5 cm. agrupado en planchas llamadas teselas de 31,5 x 31,5 cm aproximadamente, lo que hace de cada plancha una superficie con movilidad que se adaptará perfectamente a los ángulos de la piscina, frente a la rigidez del azulejo. También, su pequeño formato hace que colocar gresite agrande visualmente los espacios en cuartos de baño pequeños.

Tipos de Gresite

Hay diferentes tipos de gresite en cuanto a formas, colores y disposición de los mosaicos. También los hay lisos o con textura antideslizante.

En cuanto a las teselas, existen tres tipos de placas:

  • Una se fabrica con papel encolado que se coloca en la cara acabada para unir las piezas del mosaico
  • La segunda se fabrica con una malla en la cara no vista del producto
  • La otra se fabrica con puntos de una especie de silicona de poliuretano especial en la cara de agarre del revestimiento. Parece ser la que da mejor resultado puesto que evita que se desprendan los mosaicos.

Pero si los azulejos y el gresite son tan diferentes, ¿por qué solemos confundirlos?

  • En primer lugar, porque se parecen, puesto que el aspecto vitrificado del azulejo lo hace muy similar al del cristal del gresite.
  • Y, en segundo lugar, porque su forma de colocación es muy similar, y los materiales y herramientas que utilizamos son las mismas.
colocar gresite

¿QUÉ HERRAMIENTAS NECESITAMOS PARA COLOCAR GRESITE?

Pues como hemos mencionado, para colocar gresite usaremos básicamente las mismas herramientas que para colocar baldosa cerámica, entre ellas:

  • Paleta
  • Llana dentada
  • Tenazas para corte de mosaico o cortadora manual de cerámica
  • Mezclador eléctrico
  • Regle
  • Flexómetro
  • Cubos
  • Gavetas
  • Llana de goma para el rejuntado
  • Cubetas
  • Esponjas
  • Talochas

Estas son las más básicas y todas las podéis encontrar en RUBI.

New call-to-action

¿QUÉ PASOS HEMOS DE SEGUIR PARA COLOCAR EL GRESITE?

Esos son los diferentes pasos resumidos para su instalación:

1. Replanteo

Lo primero que debes hacer es planificar y organizar el espacio en el que se va a colocar el gresite. Toma medidas con el flexómetro y calcula la superficie de gresite que requerirás.

2. Preparación del soporte

Tanto si vamos a colocar gresite en una piscina como en un cuarto de baño, antes de empezar a colocar las teselas debes revisar que las paredes o el suelo estén a nivel, con una planimetría lo más perfecta posible. Para ello puedes utilizar un regle, asegurando que no se ven huecos de desnivel superiores a 3 mm, en cuyo caso deberíamos regularizar la superficie.

También debemos asegurar que estén secas y que no tengan polvo, ni ninguna suciedad. Si las paredes o el piso tienen alguna grieta o fisura, debes repararlas antes de comenzar la instalación.

Si es la primera vez que vas a revestir la piscina, lo mejor es que apliques mortero cementoso impermeabilizante en toda la superficie previamente a la instalación del gresite, de esta forma quedará uniforme y garantizarás la impermeabilidad de la piscina.

3. Prepara la mezcla de cemento cola

Añade agua en un recipiente siguiendo las instrucciones del fabricante, agrega el cemento cola y bate la mezcla hasta lograr una consistencia homogénea. Para ello, deberías usar un mezclador eléctrico y así evitarás que la mezcla tenga grumos. Debes dejarla reposar el tiempo que indique el fabricante antes dar el mezclado final.

4. Extiende una capa de cemento cola

Con la ayuda de la llana dentada, extiende una capa de cemento cola de 2 o 3 milímetros y péinala con la parte dentada. Esto permitirá que se adhiera mejor a la superficie.

Debes ir haciendo esto por partes, no extiendas un trozo demasiado grande de adhesivo o se te secará antes de que hayas podido colocar todo el mosaico.

5. Coloca las placas de gresite

Marca una línea en la parte de arriba que esté nivelada por toda la piscina, la cual te ayudará a colocar el gresite recto. Siempre ve de arriba abajo hasta llegar a las juntas con el suelo. Una vez hayas extendido el cemento cola en la primera zona, debes colocar las placas o teselas cuidando que estén alineadas y que la distancia entre ellas sea de unos 2 milímetros.

Con la maza o llana de goma golpea las placas para asentarlas y que se fijen bien a la capa de cemento cola. Después, asegura que estén a nivel. Repite este paso hasta que hayas cubierto toda la superficie de la piscina.

Reserva las placas que necesitarás cortar para acoplarlas a los espacios más pequeños e inclinados, como las escaleras o ángulos de paredes y suelo. Deberás medir el espacio sin revestir y marcar una línea de referencia en el gresite para cortarlo correctamente. Con unas tenazas para mosaico o con una cortadora manual de cerámica, deberás cortar las piezas de gresite de la placa y lo colocarás en su lugar cuidando que no afecte la simetría del revestimiento.

6. Limpia los restos de cemento cola

Con una esponja húmeda limpia los restos de cemento cola que hayan quedado en la superficie del gresite.

7. Rejuntado del gresite

Cuando el cemento cola y el gresite estén totalmente secos (24h aprox.) puedes empezar con el rejuntado, que no es otra cosa que rellenar las juntas. Para hacerlo debes utilizar nuevamente el mezclador eléctrico y en un recipiente mezclar la lechada o mortero de juntas. Cuando obtengas una mezcla homogénea, debes utilizar una llana de goma para extender la mezcla por toda la superficie del gresite y que se vaya introduciendo por las juntas, siempre dando barridos en diagonal con la llana de goma.

Para retirar la mezcla sobrante debes hacer presión (muy leve) también con barridos diagonales, para no extraer nada de material que ya ha penetrado en la junta y dañar el rejuntado.

8. Limpia los restos del rejuntado.

Si dejas que la lechada se seque del todo te será muy difícil de retirar. Espera a que se seque un poco pero no demasiado, y usando esponjas y talochas bien escurridas, haz una primera limpieza suave para eliminar los restos de lechada, siempre con barridos diagonales y con mucho cuidado de no sacar el material de la junta.

9. Haz la limpieza final del revestimiento

Deja secar la mezcla del rejuntado respetando los tiempos dados por el fabricante (24h aprox.)  y con la ayuda de las esponjas y talochas procede a dar la limpieza final de toda la instalación barriendo en diagonal todas las piezas.

10. Disfruta de tu gresite recién colocado

Por último, ahora que has aprendido a colocar gresite y lo has instalado, ¡es el momento de disfrutarlo! 😊

colocar gresite

New call-to-action