El rejuntado constituye la fase final de ejecución de un recubrimiento modular. A las juntas entre baldosas se les demanda uniformidad de textura y color, ausencia de fisuras y eflorescencias, y el menor mantenimiento posible a lo largo de la vida útil del recubrimiento.

Estos objetivos dependen tanto de la correcta selección del material de rejuntado como de su preparación y aplicación.

Herramientas para mejorar el acabado de las juntas


herramientas para mejorar acabados de las juntas

Cómo preparar el material de rejuntado

En los materiales RG, el intervalo de temperaturas de manipulación y aplicación es reducido para asegurar una consistencia que permita ejecutar la operación de rejuntado sin problemas y con un rendimiento aceptable.

Fuera de ese intervalo de temperatura o se suspende el rejuntado o se rectifica la temperatura del material (calentando o enfriando externamente el recipiente de mezcla) antes de su aplicación, con el riesgo de que se reduzca su vida útil.

Es conveniente distribuir en el tiempo las sucesivas operaciones de mezcla (por ejemplo, por unidades de envase), de forma que siempre podamos aplicar el material bajo las características en fresco más próximas a las de mezcla, con la menor influencia de las condiciones ambientales (temperatura, humedad y circulación de aire).

Cómo aplicar el material de rejuntado

La operación de rejuntado requiere una primera inspección de las juntas de colocación, que deben estar limpias de materiales disgregados y vacías de adhesivo, de forma uniforme hasta una profundidad próxima al grosor de la baldosa.

Cuando vayamos a rejuntar con materiales RG, los flancos y el fondo de  junta deberán estar secos, pues la presencia de agua neutralizará la reacción de endurecimiento o comprometerá la adherencia.

Con juntas de colocación, secas y limpias, podemos proceder a la aplicación del material, que precisa, en primer lugar, de útiles adecuados: llanas de goma, de distinta dureza, para adaptarse tanto al tipo de material de rejuntado como al tamaño de la junta de colocación, espátulas flexibles de acero inoxidable para el correcto embutido y rebañado de materiales RG de media/alta consistencia en fresco y esponjas especiales para la primera operación de limpieza en húmedo, con la suficiente rigidez para evitar la exportación del material desde la superficie de la junta.

 

pasos a seguir para mejorar acabado de las juntas

Website Comments

  1. Francisco Romero.
    Responder

    Una entrada muy interesante, el rejuntado de un alicatado (aplicación de la lechada) es un paso fundamental para poder presentar una cabado de calidad. Hay muchos alicatadores que piensan que es un tema menor, por ello lo dejan en manos de peones poco cualificados, dando muchas veces como resultado un pésimo acabado que afea muchisimo un buen trabajo de alicatado.

    Tanto el uso de herramientas apropiadas como el considerar el rejuntado como una cuestión de suma importancia, hará que podamos presentar unos alicatados de máxima calidad.

Post a comment