Building the

future together

Rodilleras para obra

Qué son y por qué son tan necesarias para profesionales

Si te consideras un buen profesional, debes cuidar tu salud por encima de todo, por eso usar rodilleras para obra es casi indispensable para un buen profesional. No solo por la comodidad a la hora de realizar la colocación de la cerámica sino para intentar evitar posibles lesiones, magulladuras, cortes, etc.

* ¿Quieres obtener la guía definitiva sobre corte y colocación de baldosas  cerámicas? Haz click aquí y descárgatela gratis.

Rodilleras para obra

Inicios de las rodilleras para obra

Los antiguos colocadores usaban cualquier cosa como rodilleras, desde un simple trapo, a un cartón, a una camiseta. Todo valía para intentar paliar los daños provocados por estar en esa posición tantas horas al día y evitar que esas piedrecitas se clavaran en sus maltrechas rodillas.

Rodilleras para obra

Hay que aclarar que hace unos años las jornadas laborales eran mucho mas prolongadas que las actuales, lo que provocaba que sus rodillas sufrieran muchas horas. Años después se empezaron a comercializar con gran éxito las rodilleras para obra “simples” que permitían absorber los impactos o irregularidades del suelo a parte de ampliar la superficie de apoyo de las rodillas en el suelo. Aún con su simpleza las rodilleras fueron una revolución. Un producto que se asimiló fácilmente por los profesionales que eran muy cerrados a los nuevos productos.

Pero por muy cerrados que fueran, cuando se decidían a probar unas rodilleras se daban cuenta de que realmente las necesitaban puesto que los ayudarían a conservar sus rodillas en un mejor estado.

New call-to-action

Evolución de las rodilleras para obra

Con el paso de los años, las rodilleras se han ido perfeccionando, hoy en día podemos encontrar una amplia gama de rodilleras con diferentes acabados y prestaciones que se adaptan a todo tipo de bolsillo.

Una de las rodilleras para obra más utilizadas son las “Rodilleras de Gel” con un gran diseño ergonómico y proporcionan gran comodidad. Está diseñada con una combinación de materiales blandos y duros para absorber los golpes e irregularidades, así como para poder adaptarse a la anatomía del usuario.

Gracias al gel de silicona del interior, la rodillera se adapta al usuario, da una gran estabilidad evitando sobrecargas en las rodillas y protege los ligamentos y tendones para evitar lesiones.

Tipos de rodilleras para obra

Las hay mas duras, mas blandas, mas pequeñas, mas grandes, hay un amplio abanico de posibilidades para tus rodilleras para obra. No importa cual elijas, pero utilizalas, tus rodillas y tu salud lo van a agradecer a corto y sobretodo a largo plazo.

En el mercado actual se le ha dado una vuelta de tuerca a la idea de las rodillera para obra y podemos encontrar varios modelos de asientos ergonómicos diseñados básicamente para repartir el peso del cuerpo entre las rodillas y la espalda.

Te colocas como si utilizaras unas rodilleras al uso y cuando acabas de colocar la pieza reposas en el asiento. Gracias a esta manera ni las rodillas ni la espalda sufren y evitamos el tan temido lumbago o lesiones similares.

Si sufres de la espalda, te invito a que pruebes este asiento ergonómico porque vas a tener una mejor calidad en el trabajo. Sobre todo mejor calidad de vida al terminar la faena.

Estos asientos se desplazan mediante las ruedas pequeñas que hay en la base. Te permiten desplazarte con los pies sin tener que levantarte con las ventajas que esto conlleva.

También tienen una bandeja porta objetos para colocar las crucetas o material y aberturas a los lados para colocar la paleta, maza de goma o cualquier herramienta que utilicemos en la colocación.

Espero que este artículo os ayude y no tengáis miedo de evolucionar, no podemos quedarnos anclados en los trapos en las rodillas.

New call-to-action

Publica un comentario

¿Qué te gustaría decirnos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *