Building the

future together

apar agujeros en azulejos

Tapar los agujeros de tacos en azulejos

Hay pocas cosas más típicas que un azulejo con agujeros y sus tacos correspondientes en un baño o cocina. Y hay pocas cosas que afeen más una pared que eso… Probablemente nos quedaron ahí porque decidimos cambiar aquello que estaba colgado, ya sea por necesidad, por gusto, moda, etc, y nunca se llego a tapar los agujeros en los azulejos.

También es posible que debido a las condiciones de humedad que deben soportar los complementos de baño, nos veamos obligados a cambiar de vez en cuando toalleros, portarrollos, etc., porque se han deteriorado u oxidado. Y a veces, el nuevo artículo que vamos a colgar no coincide (de hecho, casi nunca lo hace…) con los agujeros que ya tenemos en las baldosas ni tampoco los tapa. Y ya sea por dejadez o por desconocimiento, va pasando el tiempo y seguimos sin tapar esos agujeros en los azulejos.

Después de este post seguro que os animáis a tapar esos dichosos agujeros que tanto afean las paredes, porque aquí os vamos a explicar cómo hacerlo de una forma rápida y sencilla.

* ¿Quieres obtener la guía sobre Cómo conseguir los mejores acabados en  alicatado? Haz click aquí y descárgatela gratis.

Saca el taco del azulejo

Lo primero que hay que hacer es retirar el taco de plástico del agujero antes de taparlo. Para ello, podemos utilizar unos alicates de punta y con cuidado estiramos hasta sacarlo por completo. A veces es difícil pillar el taco, así que puedes usar un tornillo del mismo diámetro para meterlo dentro, y entonces tirar de él con los alicates. Tal vez haya que hacer un poco de movimiento de rotación para que salga.

Limpia el agujero y la superficie

Cuando hayamos sacado el taco, veremos que hay restos de arenilla dentro del agujero. Usa el aspirador para retirar todo ese polvo antes de tapar el agujero y aprovecha para limpiar la superficie de la baldosa.

Prepara la masilla para tapar los agujeros de tacos en azulejos

Ahora ya lo tenemos todo preparado para rellenar el agujero utilizando una masilla de relleno para azulejos. Compra la masilla o preparado para reparar más adecuado al tipo de superficie y sigue siempre las indicaciones y consejos del fabricante. Si el azulejo es blanco no habrá problema porque la masilla suele ser blanca, pero si el azulejo no es de color blanco, necesitarás darle color a la masilla, y para ello tienes dos formas de hacerlo:

  1. Usa un poco de colorante del tono que necesites para mezclar con la masilla antes de aplicarla en el agujero. Ten en cuenta que el colorante irá diluido en una masilla de color blanco y es posible que se aclarare cuando lo apliquemos. Por eso, escoge siempre un colorante del mismo color que tus baldosas, pero con un tono algo más oscuro para compensar.
  2. Dale brillo o el tono lo más similar posible al del azulejo con una pintura esmaltada con brillo, una vez ya esté aplicada la masilla y seca. Es posible que tengas que dar más de una capa para dejar un acabado perfecto.

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

La masilla es el material que nos sirve para cubrir aquellos orificios que ya no necesitamos en nuestra casa, consiguiendo una pared nivelada y lisa.

Existen diferentes tipos de masillas según sus particularidades: unas no merman su tamaño al secarse (son las más habituales y recomendadas); otras sí merman y, por tanto, puede ser necesario repetir el proceso de tapado hasta conseguir el volumen adecuado para cubrir todo el agujero. También hay masillas específicas con mayor espesor para cubrir agujeros de mayor tamaño, y también las hay que están reforzadas con fibra de vidrio para tapar grietas con movimiento o con dilatación, pero este no sería el caso que hoy nos ocupa. Con una masilla convencional podremos perfectamente tapar los agujeros de tacos en azulejos.

Aplica la mascarilla

Aplica la masilla directamente desde su envase al agujero. Retira el sobrante con una espátula, repasando para dejar la mínima masilla sobrante y a ras del agujero.

Aplica la masilla en pequeñas cantidades para que las sucesivas capas vayan rellenando todos los poros. Así no quedarán burbujas o bolsas de aire sin rellenar.

Es importante que respetes el tiempo de secado, y cuando la masilla empiece a estar seca, limpia los restos con un paño húmedo.

Si no has teñido la masilla antes de aplicarla, entonces ahora es el momento de repintarla como ya te hemos indicado.

Repite este proceso en cada agujero de la pared alicatada que necesites rellenar, y disfruta nuevamente de un alicatado uniforme sin agujeros en los azulejos.

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

Publica un comentario

¿Qué te gustaría decirnos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *