A la hora de realizar un corte de cerámica, existen diferentes posibilidades de cortes que nos ayudarán a la perfecta colocación de nuestras piezas y que, en general, no resultan complicadas si contamos con las herramientas adecuadas. 

Estas herramientas de corte de cerámica pueden ser principalmente, cortadoras manuales y cortadoras eléctricas, que deberemos utilizar según el material, dureza y grosor de la pieza que queramos trabajar. 

* ¿Quieres obtener la Guía para Escoger la Cortadora que necesitas? Clica  aquí y descárgatelo gratis.
tipos de corte de ceramica

También tenemos la opción de realizar cortes con amoladoras, siempre con un disco de diamante adecuado al material que vayamos a cortar. En este caso, los limitaremos a cortes para encajes y retoques en la pieza y siempre en cortes rectos. 

Cuando nos referimos a tipos de corte de cerámica, hablamos de dos tipos de cortes, aquellos que son comunes y los especiales.

Cortes de cerámica comunes

Son los más habituales y fáciles de realizar. Podemos aplicarlos en cualquier tipo de cerámica que vayamos trabajar, como por ejemplo, azulejos, gres esmaltado, rústico o gres porcelánico.

Tenemos que estar atentos a la potencia de separación de la máquina que vamos a utilizar, es la que determinará si podremos separar Gres Porcelánico y deberá tener mínimo 800 kg de potencia de separación para cortar porcelánico con garantías.

Corte Ortogonal o Corte Recto

Es un tipo de corte de cerámica que suele ser necesario para la unión entre el suelo y la pared, o cortes de ajustes ya que en la mayoría de los casos necesitaremos un corte de 90 grados. 

A la hora de realizarlo, es el corte más sencillo ya que sólo necesitaremos fijar la pieza contra la escuadra de la máquina y colocar el tope lateral adaptándose a la medida que necesite el corte.

Cuando realicemos este tipo de corte, nos será muy útil poder utilizar un tope lateral a una distancia fija, éste nos permitirá optimizar el tiempo a la hora de repetir cortes con la misma medida.

corte ortogonal

Corte en diagonal

De igual manera que en el corte ortogonal, el corte en diagonal se realiza mayoritariamente en la unión entre el suelo y pared. Este tipo de corte se podrá realizar solo en cerámicas de forma cuadrada, por ejemplo, de 30x30cm o de 60×60 cm.

Debemos tener en cuenta que, cuando hagamos un corte de cerámica en diagonal, la distancia de corte será superior al lado de la pieza. Por ejemplo, si queremos cortar una pieza de 60x60cm, el corte en diagonal será de 85 cm, por lo que deberemos tenerlo en cuenta a la hora de elegir el tamaño de nuestra cortadora.

Para realizar este tipo de corte, seguiremos un procedimiento similar al del corte recto. Si disponemos de una escuadra o escuadra giratoria nos permitirá trabajar a 45 grados, y nos ayudará mucho a la hora de realizar este corte.

Es recomendable utilizar una máquina multipunto a la hora de realizar este tipo de corte puesto que tenemos mas base donde apoyar el separador que con una máquina monopunto.

Corte angular

El corte de cerámica angular es un tipo de corte muy común ya que, al realizar la instalación de la cerámica, nos encontramos con desviaciones en paredes o suelos que no nos permiten realizar un corte ortogonal o recto

Habitualmente la desviación de una pared sigue el mismo ángulo, por lo que nos será de gran ayuda disponer de una escuadra giratoria que nos permita trabajar en cualquier ángulo. De esta forma, optimizaremos el tiempo en el corte de cerámica.

corte angular

Cortes de cerámica especiales

Aunque no son los más habituales, en toda obra nos podemos encontrar con situaciones donde necesitamos otro tipo de corte o trabajos en la cerámica. Para ello deberemos disponer de herramientas especiales para cada uno de estos.

New call-to-action

Cortes en Inglete

Nos permitirá revestir los cantos de una esquina o de una columna sin la necesidad de utilizar ningún elemento externo, excepto la propia cerámica. 

Es un tipo de corte muy habitual, puesto que la presencia de pilares o bajantes que debemos revestir en baños o cocinas es muy habitual.

Cortes curvos

Este tipo de corte es más sencillo de lo que parece. Simplemente debemos poner dos piezas unidas por la cara “sucia”. De esta forma, la pieza deslizará de forma más sencilla y podremos realizar el marcado de la forma que necesitemos. 

Posteriormente vamos abriendo el corte con el separador poco a poco, en ambos lados, hasta que conseguimos que la pieza se separe. Este tipo de corte no es muy habitual pero esta bien que sepamos como se realiza para que nos coja de improviso si lo necesitamos. (Link video explicativo, hay varios de Walter haciéndolo)

Encajes

Cuando tenemos un material con alto riesgo de rotura y tenemos que realizar encajes  en pilares, “L” en puertas, encajes de puertas correderas, o cualquier tipo de cajeado,  tenemos que seguir unas normas para evitar futuras roturas durante la instalación o futuros inconvenientes.

La manera de hacerlo es la siguiente, realizar un agujero de como mínimo 10 mm en cada esquina del cajeado, usando una broca específica para el material que estemos utilizando, y luego, con el disco de corte específico, uniremos los agujeros con la ayuda de una amoladora o una máquina de corte eléctrica con efecto tronzadora.

De esta manera, evitaremos que se creen tensiones en las esquinas y evitaremos que puedan surgir roturas con el tiempo. 

Ahora ya conoces los tipos de corte de cerámica que nos podemos encontrar y cómo las herramientas RUBI facilitan nuestro trabajo.

New call-to-action