Alicatar una pared parece una aventura muy difícil y casi imposible de realizar para una persona sin experiencia. Se trata de un trabajo muy meticuloso y complicado a simple vista. Sin embargo, conocer los pasos correctos que realiza un colocador de baldosa cerámica profesional nos facilitará muchísimo este trabajo.

En este artículo, te damos los pasos y los trucos sobre cómo alicatar una pared para hacértelo mucho más fácil y llevadero. Además, gracias a nuestro completísimo catálogo te proporcionaremos las herramientas idóneas para un resultado perfecto.

* ¿Quieres obtener la Guía para Escoger la Cortadora que necesitas? Clica  aquí y descárgatelo gratis.
manos colocando baldosas

Alicatar una pared en 11 sencillos pasos

Antes de empezar hay que saber que, para alicatar una pared, existen unos pasos concretos que nos permitirán obtener un buen resultado. Con un trabajo organizado es mucho más fácil tener éxito y obtener un acabado profesional. 

A continuación detallamos los pasos que tienes que realizar:

1. Preparar la superficie a alicatar

Al alicatar una pared se podría decir que la preparación de las paredes es casi más importante que el revestimiento. Por eso, antes que nada, hay que asegurarse que tendremos una superficie totalmente nivelada, mediante un nivel de agua, por ejemplo.

También necesitamos una regla lo suficientemente larga para cubrir toda la pared que queramos alicatar. Es posible que sobre un poco a cada lado, pero es necesario usar una sola regla en cada pared para evitar problemas. 

Nunca empezaremos a alicatar una pared a ras de suelo porque lo normal es que tenga un poco de desnivel, por lo tanto, debemos colocar la regla dejando espacio para posteriormente colocar las baldosas que van abajo.

2. Preparar el adhesivo

Ten en cuenta que es muy importante utilizar el adhesivo adecuado para el material que vayamos a alicatar, no todos los materiales tienen la misma absorción, dureza y tamaño.

Además, es muy importante leer bien las indicaciones del adhesivo para no quedarnos cortos o pasarnos con la cantidad de agua. Recuerda que en RUBI disponemos de nuestras mezcladoras RubiMix y capazos para facilitarte el trabajo de preparación del adhesivo.

hombre haciendo doble encolado y peinado

3. Peinar la pared

Una vez que tengamos preparado el adhesivo extenderemos aproximadamente un metro cuadrado sobre la pared a alicatar. Esta acción la realizaremos con una llana dentada que elegiremos dependiendo del material que colocaremos. En nuestro catálogo podrás encontrar llanas con distintos dientes y mangos.

Recuerda que es muy importante la comodidad de la llana cuando elijamos una, por eso disponemos de nuestras llanas con empuñadura ergonómica RUBIFLEX con dos texturas que nos hará este trabajo mucho más llevadero.

4. Colocar la primera baldosa

Una vez “peinada” una parte de la pared que vamos a alicatar, colocaremos la cerámica sobre el adhesivo. 

Ten en cuenta que, si la cerámica es superior a 30×30, deberemos realizar doble encolado. Esto quiere decir que también extenderemos adhesivo en la parte trasera de la cerámica para una mejor adherencia. 

alicatar-una-pared

5. Colocar el sistema de nivelación

Una vez colocada la primera baldosa, colocaremos el sistema de nivelación en cada uno de sus lados que toque otra baldosa. En RUBI disponemos de distintos sistemas de nivelación, como por ejemplo el Delta Level System o el Tile Level Quick. Gracias a ellos obtendremos una superficie totalmente lisa. 

Además, en cada esquina colocaremos una cruceta para asegurarnos de tener una junta perfectamente alineada. Cabe recordar que las juntas son obligatorias y muy necesarias para evitar problemas en el futuro.

6. Retirar el aire

Una vez hayamos colocado nuestra primera cerámica con sus respectivos sistemas de nivelación y crucetas, nos tendremos que asegurar de retirar el aire entre la pared y la baldosa para evitar roturas en el futuro. 

Este trabajo lo podemos hacer con nuestras mazas de goma RUBI o, en el caso de que instalemos piezas de gran formato, tenemos nuestro nuevo vibrador RUBI Triller. Esto nos asegurará que no quede nada de aire entre la pared y la cerámica.

Continuaremos realizando estos pasos con cada cerámica que vamos instalando. De vez en cuando, es conveniente verificar que la colocación es exacta y el proceso está bien completado.

New call-to-action

7. Cortar la cerámica

Cuando lleguemos a los lados, seguramente tendremos que cortar la cerámica según la medida de la superficie que nos quede por cubrir. 

Con una cortadora manual RUBI podemos realizar perfectamente este trabajo de una forma muy sencilla y profesional.

8. Revestir la pared

Una vez que hayamos cortado la cerámica y revestido toda la pared, dejaremos que el adhesivo se seque y retiraremos todos los niveladores y crucetas. 

Recuerda que los niveladores se deben retirar siempre en el mismo sentido que la junta y este trabajo lo podemos hacer con nuestros pies (si alicatamos el suelo), una masa de goma o incluso con la mano si decidimos utilizar el sistema Tile Level Quick.

9. Enlechado

El siguiente paso será retirar los restos de adhesivo y empezar el trabajo de enlechado.

Para el enlechado, utilizaremos una pasta preparada que sirve para rellenar los huecos existentes entre las baldosas. La lechada suele ser blanca, gris o marrón, pero también las hay coloreadas para que coincidan o contrasten con el color de las baldosas.

La denominada “lechada impermeable” es fundamental para los alrededores de duchas y baños. Una vez aplicada, dejaremos secar. 

Después, limpiaremos la lechada de la superficie con una esponja antes de que esta se seque, y alisaremos las juntas con un palillo. Cuando se haya secado la lechada, pulir los azulejos con un paño seco. 

10. Sellado de los alrededores

No recomendamos utilizar la lechada o masilla ordinaria para realizar el sellado del hueco existente entre una pared alicatada y el plato de la ducha, bañera o lavabo. 

Para esto utilizaremos un compuesto especial de silicona para rellenar los huecos. Los sellantes se pueden conseguir en diferentes colores, principalmente a juego con el color que se haya utilizado en las baldosas.

New call-to-action