Building the

future together

brocas para ceramica

4 ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR UNA BROCA PARA CERÁMICA

Elegir la broca adecuada para perforar cerámica puede resultarnos complejo si no es algo que hayamos hecho antes. Tal vez hayas tenido que elegir brocas para colgar un cuadro en la pared o cosas por el estilo. Pero quizás nunca te hayas encontrado en la necesidad de perforar cerámica. Si ese es tu caso, en este post te vamos a explicar cuales son los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta para elegir una broca para cerámica correctamente.

* ¿Quieres obtener la guía sobre Cómo conseguir los mejores acabados en  alicatado? Haz click aquí y descárgatela gratis.

Material a perforar

Lo primero que has de tener en cuenta para elegir la broca, es el material que vas a perforar. Entre las más comunes encontramos brocas específicas para metal, para madera, para mampostería en general, y por último, brocas de diamante que son las utilizadas para realizar agujeros precisos en todo tipo de azulejos y baldosas cerámicas.

Normalmente, para cada uno de los materiales que acabamos de mencionar existen diferentes tipos de brocas, pero hoy nos vamos a centrar solamente en los tipos de brocas para cerámica.

Para ello, has de tener en cuenta que no todos los materiales cerámicos son iguales, y para hacerlo más sencillo, vamos a dividir los materiales cerámicos en 3 grandes grupos: azulejos, gres y gres porcelánico.

Si necesitas perforar un azulejo, lo puedes hacer usando una broca para mampostería. Estas brocas tienen punta de carburo de tungsteno (también conocido como carburo de wolframio o widia) y son las más utilizadas en obra y construcción. Nos permiten agujerear todo tipo de paredes y materiales de obra como hormigón, ladrillos, etc., pero también nos van a permitir perforar azulejos, que es la cerámica de revestimiento más “blanda” que nos podemos encontrar.

Si por el contrario vas a perforar gres, estas brocas no van a ser la mejor solución. Y si vas a perforar gres porcelánico, lo que le harás a la baldosa con estas brocas son cosquillas básicamente…

La explicación es que, aunque hablemos en todos los casos de materiales cerámicos, las propiedades del azulejo, el gres y el gres porcelánico son diferentes. El azulejo es mucho más poroso y por tanto presenta menos dureza, por eso lo podemos taladrar con una broca convencional. Pero el gres y sobre todo el porcelánico, tienen una porosidad muy reducida con una absorción de agua que esta por debajo del 0.5%, por tanto, son mucho más compactos y poseen una dureza mucho mayor. Usando una broca convencional, solamente vas a conseguir arañar la baldosa y vas a tener que optar por una broca de diamante.

Broca para cerámica de diamante según tipo de refrigeración

Las brocas de diamante perforan por fricción, dando lugar a dos tipos de corte o perforación: húmeda y seca. Puedes elegir el tipo que más te convenga, pero si no lo tienes claro tal vez te ayude saber que:

  • Las brocas de corte húmedo requieren una refrigeración por agua constante.
  • Generan menos polvo porque se mezcla con el agua formando una especie de barro líquido.
  • Proporcionan muy buen nivel de acabados.
  • La perforación es más lenta.

Por otro lado, tenemos las brocas de corte seco que…

  • Se refrigeran con el mismo aire que genera la broca al girar sin necesidad de agua.
  • Generan mucho polvo en el proceso.
  • Los acabados son un poco inferiores a las de corte húmedo.
  • Perforan a gran velocidad

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

Herramientas a utilizar con broca para cerámica

El siguiente aspecto que has de tener en cuenta es la herramienta que vas a usar, la cual tiene una relación directa con los tipos de refrigeración que hemos visto.

Normalmente las brocas de corte húmedo están diseñadas para funcionar con taladros, mientras que las de seco están diseñadas para trabajar con amoladora, ya que necesitan muchas más rpm para funcionar correctamente. Aunque hay excepciones, como las RUBI DRYGRES 4DRILL, que son brocas para perforación en seco y están diseñadas para funcionar con taladros y taladros inalámbricos a partir de tan solo 1000 rpm

Diámetro del agujero/s y profundidad máxima de perforación

Por último, debemos tener claro el diámetro del agujero o agujeros que hemos de realizar para poder elegir la broca adecuada. No es lo mismo tener que hacer un agujero para pasar una tubería o desagüe que para poner un aplique, toallero o colgar un cuadro. Por ejemplo, los diámetros más comunes para desagües son los del inodoro (110 mm), plato de ducha o bañera (50 mm), lavamanos y bidet (32 mm).  En cambio, para otras tareas como poner un aplique o toallero podemos estar entre los 6 y 20 mm de diámetro.

Si vamos a realizar un cajetín cuadrado o rectangular en una baldosa, tendremos que realizar en primer lugar una perforación en cada esquina para que nos queden redondeadas y no en ángulo recto. De esta forma, evitaremos que la baldosa se rompa debido a las tensiones en esos ángulos rectos. Para ello podemos usar una broca de unos 10 mm de diámetro.

También debemos prestar atención a la profundidad máxima de perforación que permite la broca y respetarla. Para alargar la vida útil de las brocas diamantadas debemos usarlas solamente para perforar la baldosa cerámica y después cambiar a una broca convencional para seguir perforando el resto del soporte o pared. De esta forma preservamos la broca de diamante para usarla con los materiales que realmente lo requieren.

Si quieres más información complementaria para elegir la broca adecuada te invitamos a que pases por nuestra web.

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

Publica un comentario

¿Qué te gustaría decirnos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *