Los distintos tipos de cortadoras eléctricas existentes, nos ofrecen una amplia variedad de posibilidades. Saber distinguirlas nos permitirá escoger el modelo más adecuado a nuestras necesidades.

 

La experiencia nos indica que la cortadora favorita del instalador profesional de baldosa cerámica es la cortadora manual. Su velocidad de corte, el bajo nivel de inversión que supone adquirir una cortadora manual y el poder trabajar en un entorno limpio y cómodo son los factores determinantes de esta percepción.

Ahora bien, debido al crecimiento de los formatos y al incremento de la dureza de algunas baldosas cerámicas, como el gres porcelánico, el colocador profesional empieza a buscar en las cortadoras eléctricas nuevas soluciones.

Antes de entrar a explicar los diferentes tipos de cortadoras eléctricas que el mercado nos puede ofrecer, me gustaría destacar aquellos aspectos que una cortadora eléctrica nos dará, frente a la tradicional cortadora manual.

Las cortadoras eléctricas nos permiten realizar cortes en un segmento más amplio de materiales. No sólo podremos cortar los mismos materiales cerámicos que una cortadora manual, sino que además nos permitirán trabajar piedras naturales y otros materiales de la construcción.

Cortadoras eléctricas_1

Otro aspecto, es la gran variedad y versatilidad de cortes que una cortadora eléctrica nos va a ofrecer. Muy por encima de los tradicionales cortes rectos, ortogonales y diagonales, de una cortadora manual. Con la cortadora eléctrica adecuada, podremos realizar precisos cortes a inglete, o cortes en forma de “L” o “U” para salvar esquinas o encajes en tabiques o marcos de puerta. Sin olvidarnos de la posibilidad de realizar ranuras o cortes verticales si nuestra cortadora dispone del denominado efecto tronzadora.

Por último, y no menos importante, destacar la calidad del acabado final que nos ofrece una cortadora eléctrica. No hay que olvidar que estas cortadoras trabajan con discos de diamante y, en su mayoría, estos, van refrigerados por agua.

Si a esta combinación les sumamos el disco adecuado, la calidad obtenida en los cortes será muy cercana al corte de fábrica que las piezas presentan originalmente.

Calidad y versatilidad, son los aspectos más importantes que nos ofrecerá una cortadora eléctrica.

Ahora que ya hemos visto lo que una cortadora eléctrica nos puede aportar, comparándola con una manual, es momento de conocer los diferentes tipos que el mercado nos puede ofrecer.

Básicamente hay tres grandes grupos de cortadoras eléctricas:

Las cortadoras eléctricas portátiles se definen por sí solas. Son las más pequeñas, ligeras y fáciles de transportar.

Éste tipo de cortadoras son ideales para la ejecución de pequeños trabajos de reparación y rehabilitación, así como el complemento ideal de cualquier cortadora manual, para poder completar aquellos cortes más especiales como: cuadrados, esquinas de ventanas o puertas, columnas, etc.

Una de las grandes ventajas de las cortadoras eléctricas portátiles, en especial las de corte húmedo, es que nos permitirán realizar los cortes, directamente, en el lugar de instalación. Esta, junto con su facilidad de uso y seguridad, son los mejores argumentos para elegirlas frente al uso de una amoladora.

Cortadoras eléctricas_2

El segundo grupo es el de las cortadoras eléctricas de mesa móvil.

Por su diseño y funcionamiento, el material a cortar se coloca en una mesa que se desplaza, generalmente, por rodamientos, se trata de un conjunto especialmente indicado para el corte de materiales de obra.

Su principal ventaja es la velocidad y la capacidad para cortar materiales con espesores de cierta importancia, gracias, sobretodo, al efecto tronzadora.

Cortadoras eléctricas_3

Aunque pueden cortar cualquier tipo de material, las cortadoras eléctricas de mesa móvil, por su diseño, sistema de corte y limitación de formato, no son las más recomendadas para el corte de baldosas cerámicas. La estabilidad de la mesa y el riesgo, con el tiempo y el uso, de que esta sufra movimientos y vibraciones no deseadas, afectará directamente a la calidad y precisión del corte.

 

El tercer y último grupo es el de las cortadoras eléctricas de cabezal móvil.

A diferencia de las de mesa móvil, éste grupo es el más recomendado para el corte de materiales cerámicos así como de piezas de piedra natural o cualquier otro tipo de revestimiento en los que la calidad y precisión del corte son indispensables.

En el conjunto de cortadoras eléctricas de cabezal móvil debemos diferenciar entre las que disponen de efecto tronzadora y las que no.

Como ya hemos dicho antes, la característica más destacable de las cortadoras eléctricas de cabezal móvil es su precisión de corte. Ahora bien si, a esta cualidad, le sumanos el efecto tronzadora, obtendremos la mayor polivalencia de corte que cualquier cortadora eléctrica nos pueda ofrecer.

Las cortadoras eléctricas con cabezal móvil y efecto tronzadora, nos permitirán trabajar, tanto con materiales cerámicos y piedras naturales como con materiales de obra, así como realizar una mayor variedad de cortes, incluyendo, entre ellos, ranuras y cortes verticales.

Cortadoras eléctricas_4

Por el contrario, si nuestro interés se centra exclusivamente en la calidad de corte de baldosa cerámica, sobretodo en corte recto y la posibilidad de realizar ingletes, deberemos prestar toda nuestra atención a los modelos de cabezal móvil sin el efecto tronzadora.

Estas cortadoras, sacrifican la versatilidad de las anteriores en beneficio de la calidad y precisión de corte.

Cortadoras eléctricas_5

A parte de todos estos aspectos, el último detalle, que para mi, hay que tener en cuenta es la potencia del motor. Puedes conocer toda la gama de cortadoras electricas en nuestra web: rubi.com

Pero creo que este punto se merece un post propio. Así pues, aquí os dejamos esta entrada que esperamos os sea de interés.

Website Comments

Post a comment