Realizar un inglete en nuestros trabajos de instalación de baldosa ha sido, siempre, un tema de debate intenso. Este artículo lo vamos a dedicar a la herramienta que nos va a permitir cortar cerámica con este tipo de corte tan “interesante” a pie de obra. Para ser más concretos, lo que vamos a hacer es explicar las ventajas de los diferentes tipos de cortadora eléctrica con opción ingletadora para azulejos u otro tipo de baldosa cerámica y por qué escogerlas antes que usar una amoladora.

Considero necesario, que en ningún momento vamos a referirnos a trabajos para talleres de mecanizado, donde las necesidades de productividad y precisión son muy diferentes a las que necesitamos a pie de obra.

* ¿Quieres obtener el Nuevo Catálogo RUBÍ 2020 con todas las herramientas?  Clica aquí y descárgatelo gratis.

Ventajas de usar una ingletadora

La primera ventaja de una cortadora e ingletadora de azulejos, es que está específicamente diseñada para realizar cortes de inglete.

Otras ventajas de toda cortadora e ingletadora de azulejos son: trabajar sin polvo y con una mayor calidad en los acabados gracias al corte refrigerado por agua.

Sumados a los aspectos y características propias de cada tipo de ingletadora de azulejos, debemos añadir una última ventaja: disponer de una cortadora con opción ingletadora nos va a dar la libertad de obtener los mejores resultados sin necesidad de recurrir a terceras personas (talleres) o tener que adquirir piezas especiales (son más caras), pudiendo incluir un plus económico mayor a nuestros trabajos y obtener un mayor beneficio, sin perjudicar en exceso a nuestros clientes.

Tipos y modelos de ingletadoras

El mercado nos ofrece una amplia variedad de modelos. Por lo tanto, también es importante saber diferenciarlos y conocer las ventajas que puede aportarnos cada uno.

Cortadoras de sobremesa

Los modelos de sobremesa, como las ND, son perfectas para realizar ingletes en baldosas de unos 20 cm. Su mesa es totalmente abatible, lo que nos permite disponer de un apoyo perfecto de la baldosa durante todo el corte.

Otra gran ventaja de este tipo de ingletadora de azulejos es que, al mover toda la mesa, no sólo una parte de ella, siempre trabajaremos con la cara esmaltada de la cerámica hacia arriba. Este detalle nos permite controlar el avance del corte y obtener unos acabados excelentes.

En este vídeo puedes ver la cortadora eléctrica ND-200 de RUBI en pleno funcionamiento:

Sierras circulares

Para poder hacer ingletes con una sierra circular, necesitaremos que esta cortadora tenga la opción de ajustar el cabezal a 45° y disponer de un sistema de guiado que nos garantice la máxima estabilidad y control durante todo el corte.

La TC-125 de RUBI es un claro ejemplo de ingletadora para azulejos, basada en una sierra circular.

A diferencia de las amoladoras, donde el usuario es quien guía el corte, la TC-125 trabaja mediante una guía raíl que, una vez ajustada, controla el trazado, dejando al usuario, la única responsabilidad de controlar la puesta en marcha y regular la velocidad de avance.

El sistema de guía conectable permite realizar cortes en cualquier formato.

Visualiza cómo funciona la cortadora TC-125 de RUBI en este vídeo:

Cortadoras puente

También conocidas como cortadoras de cabezal móvil. Son, el tipo de cortadora e ingletadora de azulejos más extendida por el mercado.

Su gran estabilidad y robustez las hace perfectas para cualquier trabajo de instalación de baldosa cerámica en obra.

Los modelos con opción de ingletadora para azulejos, u otro tipo de baldosa cerámica, disponen de un sistema que permite inclinar tanto la guía como el cabezal a los 45° que requiere el inglete.

Con esta función, ajustamos de una sola vez todo el bloque de corte y gracias a la gran zona de trabajo de la mesa de apoyo, nuestra baldosa puede fijarse sin problemas. Haciendo que el usuario sólo tenga que preocuparse de regular la velocidad de corte.

Ingletadora o amoladora

Las ventajas de una amoladora, en lo que se refiere al corte de cerámica, es que son ligeras, económicas y muy versátiles. Con una amoladora, puedo “retocar” una baldosa de forma rápida, puedo hacer un encaje o una escuadra, sin más, y no necesito “armatostes”, ni agua, ni regulaciones. Sólo un buen disco, habilidad y experiencia.

Para empezar, no todo el mundo tiene ni la experiencia ni la habilidad necesaria para utilizar una amoladora. En segundo lugar, ni las amoladoras ni la gran mayoría de los discos de diamante para baldosa que usan estas herramientas están diseñados para hacer ingletes.

Lo primero que debemos recordar es, que las amoladoras no se diseñaron ni para el corte de baldosa cerámica ni para usar discos de diamante

Con el tiempo, hemos adaptado su uso a nuestras necesidades, pero la amoladora, en corte de baldosa cerámica, es básicamente para el corte recto. Sólo equipándola con algún disco específico y en condiciones de uso muy concretas se puede utilizar para el corte a inglete.

New call-to-action