Los suelos porcelánicos están cada día más presentes en los proyectos de obra nueva o de renovación en las zonas exteriores, por su gran versatilidad y resistencia a las inclemencias del tiempo. 

La multitud de modelos presentes en el mercado, con espesores de hasta 2 y 3 centímetros y una variedad infinita de acabados superficiales hacen de los suelos porcelánicos la elección más acertada para un recubrimiento. 

* ¿Quieres saber Cómo mezclar adhesivo para cerámica paso a paso? Clica aquí y descárgate la guía profesional gratis.
terraza con suelos porcelánicos

Instalar suelos porcelánicos: Consejos básicos.

Sin embargo, debemos tener especial cuidado con la instalación de suelos porcelánicos cuando se realiza en exterior, donde las condiciones varían de las condiciones que encontramos en una instalación en interiores.

Por este motivo, es importante que tengáis en cuenta las siguientes recomendaciones:

Conocer la superfície donde colocar suelos porcelánicos

Es tremendamente importante conocer el tipo de superficie donde vamos a instalar los suelos porcelánicos. Evidentemente, no es lo mismo cortar y colocar unas baldosas de 60x60cm y 2cm de espesor a modo de camino sobre un jardín, que instalar suelos porcelánicos en terrazas, balcones, patios o terrados. 

La superficie en las instalaciones de suelos porcelánicos deben de estar siempre totalmente limpias de impurezas o restos químicos. Pero es incluso más importante cuando la instalación se realiza en exterior:

  • Si la base es una plancha de hormigón o realizamos nosotros mismos la base con mortero, debemos asegurarnos de que esté completamente fraguado, y que la humedad sea inferior al 3%. 
  • Si la superficie a recubrir es una tela impermeabilizante,  deberemos elegir un cemento cola específico que impida que la humedad se quede retenida y salga posteriormente por la junta de colocación, arruinando nuestro trabajo.

New call-to-action

Esperar al secado y fraguado

Generalmente habrá que aplicar una capa de mortero de entre 2 y 5 cm para crear una pendiente mínima de 2% que facilite la evacuación del agua de lluvia. 

Deberíamos esperar el tiempo de secado y fraguado del mortero que usemos para ese menester antes de instalar el recubrimiento de baldosa porcelánica.

gran formato con suelos porcelánicos

Usar cemento cola correctamente

Se debe utilizar cemento cola tipo C2 según la norma EN 12.004. Es decir, no nos sirve el cemento cola C1 sin modificar que sirve para baldosas cerámicas tipo BIII o BII.

Además, hay que tener siempre en cuenta la temperatura de aplicación (temperatura ambiente en el momento en el que lo apliquemos) y el tiempo abierto del producto (el tiempo en el que podemos trabajar con él una vez aplicado).

Aunque lo más importante es conocer el uso que se le va a dar a ese pavimento y las tensiones a las que va a estar sometido. Si necesitamos una elasticidad extra porque ese pavimento esté sobre una base más flexible o porque soportará condiciones duras como tráfico rodado, podemos escoger un mortero cola con calificación S1 o S2,

Realizar doble encolado y macizado

Alcanzar una humectación superior al 85% de la superficie, por lo que se hace imprescindible realizar un doble encolado, humectando tanto la superficie como la parte trasera de la baldosa. Nos puede ayudar el uso de una llana dentada RUBÍ con los dientes a 45º, que distribuye mejor la cola. 

Es importante también un buen macizado, para extraer el máximo de aire de debajo de las piezas. Este proceso de eliminación de aire es extremadamente importante, puesto que determinará el grado total de humectación, y puede suponer una diferencia importante en la durabilidad del recubrimiento.

camino de suelos porcelánicos

Junta de colocación de entre 3 a 5 mm

La junta de colocación recomendada para exteriores suele ser de entre 3 a 5mm, para compensar las mayores dilataciones y contracciones de las baldosas expuestas a la luz solar directa. 

Cuanto mayor sea el ancho de junta, más fácil será que ésta absorba las oscilaciones. El mortero de junta deberá ser también específico para exteriores (tipo CG2 según norma EN 12.004).

Respetar las juntas y encuentros con otros elementos

Es imprescindible respetar las juntas estructurales y perimetrales, de forma que la estructura no se vea alterada por los cambios de temperatura o movimientos de asentamiento. Estas juntas de dilatación deben colocarse cada 10-20m2 .

También hay que tener especial atención a los encuentros entre las baldosas y otros elementos de construcción como barandillas, muros, columnas, etc.. Habrá que colocar juntas para evitar la filtración de agua a través de esas uniones.

New call-to-action