Building the

future together

recrecido de mortero

Recrecido de mortero: qué es y cómo elegir el mejor

Si estás trabajando en el sector de la construcción, seguramente en algún momento te hayas encontrado con la necesidad de regularizar o nivelar un suelo. Para estos casos, la mejor solución es el recrecido de mortero. En este post, vamos a aclarar qué es el recrecido de mortero, los tipos que existen y en qué condiciones se aplican cada uno.

* ¿Quieres obtener la guía sobre Sistemas de Nivelación? Haz click aquí y  descárgatela gratis.

¿Qué es el recrecido de mortero?

El recrecido de mortero consiste en una capa fina de mortero que se aplica sobre un suelo de hormigón, totalmente fraguado. Esta fina capa de mortero se aplica cuando se quiere nivelar un suelo, y se puede usar tanto para hogares como para industria.

Para hogares, generalmente, el recrecido de mortero se utiliza para nivelar o regularizar superficies con la finalidad de instalar sobre él un pavimento de cerámica.

Para industria, el recrecido de mortero es el acabado final y se utiliza para alisar o regularizar los suelos de hormigón, de forma que se facilitan las zonas de tránsito y se tiene una superficie de gran durabilidad.

Tipos de recrecido de mortero

En el mercado, puedes encontrar hasta 5 tipos diferentes de recrecido de mortero: cemento, asfalto fundido, resina sintética, sulfato de calcio y magnesita. Veamos las características, las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Recrecido de mortero de cemento

El recrecido de cemento, también llamado en ocasiones de hormigón por sus componentes similares, es el tipo de recrecido tradicional y el más común. En este caso, se trata de un recrecido de tipo CT. Estas siglas, según la norma DIN EN 13 813, hacen referencia a un recrecido cementoso (C) con deslizamiento reducido (T).

La mezcla de este recrecido se realiza mediante 3 partes de arena por cada una de cemento. A esta mezcla, se le añade agua para su tratamiento. Tras la aplicación, hay que dejar unas horas para que la mezcla fragüe, antes de aplicar el pavimento definitivo si ese es el caso.

New call-to-action

Recrecido de asfalto fundido

El recrecido de asfalto fundido se caracteriza por no necesitar agua durante su aplicación, al ser el asfalto una mezcla de betún y arena o gravilla.

Para la aplicación de este tipo de recrecido, es necesario fundir el asfalto. Para ello, se ha de calentar a una temperatura de unos 230o C. Una vez fundido, el asfalto se puede verter directamente sobre el suelo o esparcirlo con la ayuda de espátulas especiales, en función de la viscosidad del material.

El recrecido de asfalto tiene la ventaja de ser resistente al agua y al vapor, por lo que es ideal en suelos aislantes. Sin embargo, tiene el inconveniente de no poder entrar en contacto con la madera, el linóleo o los materiales de construcción mineral. Esto es debido a su incompatibilidad química con estos materiales. Si vas a instalar alguno de estos materiales, lo ideal es instalar una membrana separadora.

Recrecido de resina sintética

El recrecido de resina sintética, también conocido como recrecido de resina epoxy, es otro recrecido que tampoco necesita agua durante su instalación y está formado por 2 componentes: la resina propiamente dicha y el catalizador.

La aplicación del recrecido de resina epoxy se realiza mezclando los 2 componentes. Con ello, se genera una reacción química que produce el endurecimiento de la mezcla.

Las ventajas del recrecido de resina epoxy son un endurecimiento muy rápido y su elevada resistencia a la humedad, pero tiene los inconvenientes de un precio elevado y la toxicidad de algunos catalizadores.

Recrecido de sulfato de calcio

El recrecido de sulfato de calcio, también conocido como recrecido de yeso porque se transforma en él si entra en contacto con el agua, es otro de los recrecidos disponibles en el mercado. Sin embargo, se utiliza cada vez menos porque es muy susceptible a la humedad, con la consecuente aparición de moho.

Recrecido de mortero de magnesita

El recrecido de magnesita es uno de los recrecidos más utilizados en zonas industriales y en zonas de alto tránsito por su elevada resistencia. La característica principal de este recrecido es su instalación continua, es decir, no requiere de juntas. Esto produce un aspecto visual muy atractivo, además de que está disponible en diferentes colores.

El recrecido de magnesita es altamente resistente a disolventes, es muy fácil de limpiar, duradero, ofrece una elevada capacidad de carga y es aislante eléctrico y acústico.

Conclusiones

En este post, hemos expuesto las diferentes opciones que están disponibles actualmente para el recrecido de mortero y sus principales características. Como ves, el recrecido ideal te lo van a proporcionar factores como el presupuesto, el tipo de edificio o la finalidad del recrecido.

Recuerda que, para cualquier consulta, estamos disponibles en nuestros canales de contacto y en nuestras redes sociales.

New call-to-action

Publica un comentario

¿Qué te gustaría decirnos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *