Building the

future together

sellar los azulejos de la ducha

¿Cómo sellar los azulejos de la ducha?

En muchas ocasiones podemos ver las habitaciones contiguas al baño o plato de ducha como aparecen unas pequeñas humedades en la pared, o a veces no tan pequeñas! Antes de saber cómo sellar los azulejos de la ducha veamos porque pueden suceder estas pequeñas humedades.

* ¿Quieres obtener la guía sobre Cómo conseguir los mejores acabados en  alicatado? Haz click aquí y descárgatela gratis.

¿Por qué sellar los azulejos de la ducha?

Una de las razones más probables es que con el paso de cientos y cientos de duchas diarias, el mortero de junta se empiece a deteriorar o erosionar, esto dejara huecos por donde el agua empezara a circular sin ningún miramiento.

Estos huecos donde el mortero de junta ya no esta correctamente aplicado es por donde debemos empezar a sellar los azulejos de la ducha.

Habitualmente donde suelen empezar a aparecer estos problemas es en el encuentro entre el plato de ducha y la pared.

Pasos a seguir antes de sellar los azulejos

Lo primero que tenemos que hacer es proceder al retirado del mortero de juntas deteriorado o en su totalidad si queremos hacer un trabajo efectivo al 100 %.

Tened en cuenta que si arreglamos solamente los trozos más deteriorados nos va a quedar de un color distinto al resto de la junta, algo no recomendable puesto que cuando nos duchemos y estas juntas se mojen, aun quedaran más a la vista.

Podemos quitar estas juntas de forma manual con un rascador de juntas poco a poco y con mucha paciencia o puedes decantarte por un rascador eléctrico, de esta forma te ahorraras tiempo y esfuerzo. Lo importante es vaciar muy bien estas juntas y dejarlas bien limpias antes de recibir el nuevo mortero de juntas.

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

Sellar los azulejos de la ducha

Una vez todo preparado, vamos a sellar los azulejos de la ducha. Puedes aplicar un mortero de juntas de alta calidad con una llana de goma, es importante aplicar este material de forma uniforme y homogénea, puedes empezar por uno o dos metros cuadrados, dejar que fragüe el mortero y posteriormente ir limpiando con una esponja adecuada para este fin.

Existen en el mercado unas cubetas de plástico con unos rodillos que te van a ayudar a realizar el trabajo con más facilidad y de forma más rápida. Estos rodillos permiten sacar la mayor cantidad de agua posible de la esponja, de esta forma podremos atrapar más suciedad. Es recomendable ir cambiado el agua cada pocos metros, puesto que el material que vamos retirando de la pared va directamente al agua y si no cambiamos el agua cada pocos metros, volveremos a extender el material por la pared dejando una tela de suciedad totalmente innecesaria si vamos cambiando el agua.

Este punto toma más importancia si realizamos el rejuntado con Epoxy, deberemos cambiar el agua cada 1 o 2 metros cuadrados. Esta junta Epoxy es un tipo de junta más duradera, que no va a perder color con el tiempo y es la más recomendada para platos de duchas o zonas húmedas en general.

De esta forma vamos a sellar los azulejos de la ducha, con una buena aplicación del mortero de junta o Epoxy, una correcta limpieza y un mantenimiento sencillo.

Limpieza y mantenimiento

También tenemos la opción de que provoque esta fuga de agua la silicona que sella tu bañera o plato de ducha, para este caso la solución es mucho más sencilla.

Arrancaras TODA la silicona actual y limpiaras con detergente toda la zona donde vamos a aplicar de nuevo la silicona.

Una vez limpia y seca la zona, con la ayuda de una pistola de silicona vamos a aplicar de forma homogénea un cordón de silicona en todas las zonas de la ducha o bañera que queramos sellar.

Finalmente, vamos a usar el truco del limpiacristales que es muy efectivo. Vamos a aplicar un poco de limpiacristales encima del cordón que acabamos de poner y vamos a retirar el exceso de silicona, dejando un acabado homogéneo en toda la superficie.

Este truco es muy válido para sellar los azulejos de la ducha porque nos ayuda mucho a la limpieza.

Una vez la silicona esta seca podremos usar esa bañera o ducha con total normalidad.

Es muy importante atajar el problema de raíz, de nada nos va a servir ir a reparar las posibles fugas en habitaciones contiguas al plato de ducha si no reparamos previamente esa bañera o ducha que es la que causa esa fuga.

De esta forma, aunque arregláramos la pared, la humedad volvería a salir, por lo que primero conseguimos sellar los azulejos de la ducha o bañera y posteriormente reparamos todas las paredes con humedad dejando unos días para que esa humedad se evapore antes de pintar.

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

Publica un comentario

¿Qué te gustaría decirnos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *