Building the

future together

azulejos espiga

Colocación de azulejos en espiga

Como buen instalador de azulejos, seguramente sabrás que existen diferentes formas de realizar una instalación. Entre las más usadas, están las instalaciones con azulejos alineados, con azulejos a rompe juntas y la instalación de azulejos en espiga. En cualquiera de los casos, es fundamental el corte de la cerámica.

En las instalaciones de azulejos alineados, los azulejos se colocan de forma que todos los bordes de loa azulejos coinciden unos con otros. Con este tipo de instalaciones, el diseñador intenta transmitir una imagen de armonía y orden.

En las instalaciones de azulejos a rompe juntas[RE1], los azulejos se colocan de forma que una de las caras de los azulejos coincide con el final del azulejo de la fila inferior, de forma que se da una imagen de alternancia a la instalación. Con este tipo de instalaciones, el diseñador de espacios intenta transmitir una imagen informal a la estancia.

* ¿Quieres obtener la guía sobre Cómo conseguir los mejores acabados en  alicatado? Haz click aquí y descárgatela gratis.

Pero, sin duda alguna, las instalaciones de azulejos en espiga son las que proporcionan un aire único a la estancia, porque se realizan jugando con la iluminación.

Las instalaciones de azulejos en espiga (también denominadas en zigzag o herringbone, de la traducción en inglés “espina de pescado”) se caracterizan porque los azulejos se instalan formando ángulos rectos de 90º. En función de la orientación de ese ángulo, existen 3 tipos de instalaciones en espiga: horizontal, vertical y diagonal. La elección del tipo de instalación dependerá de la imagen que el diseñador quiera proporcionar a la estancia.

Veamos los 3 tipos de instalaciones de azulejos en espiga y la metodología para instalarlos en cada tipo.

Instalación de azulejos en espiga horizontal

En la instalación de azulejos en espiga horizontal, el ángulo generado por los azulejos está mirando hacia el techo y hacia el suelo. En este tipo de instalaciones, el diseñador quiere resaltar la iluminación cenital, que puede estar proporcionada por una lámpara en el techo o por una claraboya.

El primer azulejo lo cortaremos a un ángulo de 45º, tomando como inicio del corte una de las esquinas. De esa forma, el resultado será un triángulo y un trapecio.

Las dos piezas resultantes las colocaremos de forma que las caras cortadas queden mirando hacia el suelo. Además, el trapecio se debe colocar de forma que el lado corto resultante del corte apoye sobre el triángulo.

El siguiente azulejo lo colocaremos a 45º sin cortar, con la cara larga apoyada en el triángulo y en la cara corta del trapecio.

Este proceso se debe repetir hasta completar la primera fila de azulejos.

Las siguientes filas de azulejos se colocan de forma que las caras largas de los azulejos nuevos descansen sobre las caras cortas de los azulejos de la fila inferior.

Y así sucesivamente hasta acabar la instalación.

Siguiendo este proceso, conseguirás tener una correcta instalación de azulejos en espiga horizontal.

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

Instalación de azulejos en espiga vertical

En la instalación de azulejos en espiga vertical, el ángulo generado por los azulejos está mirando hacia un lateral. En este tipo de instalaciones, el diseñador quiere resaltar la iluminación lateral, que, en la mayoría de los casos, está determinada por una ventana.

Este tipo de instalación también requiere el corte a 45º de la primera fila de azulejos. Sin embargo, a diferencia de la instalación en espiga horizontal, sólo colocaremos en la primera fila los trapecios resultantes con el lado cortado hacia abajo.

En las siguientes filas, los azulejos se colocan orientados de forma opuesta y de tal forma que una de las esquinas apoye en el hueco generado por los azulejos de la fila inferior.

Sobre todo, no tires los triángulos resultantes del corte de los azulejos de la primera fila, porque te serán de ayuda para rematar las esquinas de la estancia.

Instalación de azulejos en espiga diagonal

Las instalaciones de azulejos en espiga diagonal, a diferencia de las anteriores, no requiere la realización de cortes a 45º, sin embargo, seguimos necesitando una cortadora porque realizaremos cortes rectos.

En primer lugar, debemos cortar el primer azulejo a lo largo de forma que el corte coincida con el ancho del azulejo. Por ejemplo, si la proporción de los azulejos es 2:1 (el largo es igual a 2 veces el ancho), deberemos cortar el azulejo por la mitad.

A continuación, colocaremos un azulejo entero en posición vertical y otro en posición horizontal, ambos apoyados contra el suelo.

Después, colocaremos uno de los cortes realizados con anterioridad al lado del azulejo que hemos colocado en posición horizontal e iremos repitiendo el proceso en toda la primera fila.

Para las filas siguientes, colocaremos los azulejos sin cortar de forma vertical encima de los horizontales y los azulejos nuevos horizontales, en los huecos que vayan quedando.

Con ello, iremos generando la espiga en diagonal. Ten en cuenta que la orientación de la espiga deberá ir siempre en función de la iluminación, para poder resaltarla y darle ese toque especial a la estancia.

Conclusión

En este artículo, hemos podido ver cómo realizar la instalación de azulejos en las 3 variantes de espiga. Como habrás podido observar, el corte de los azulejos es una parte fundamental en todos los procesos. Por ello, en RUBI disponemos de un amplio abanico de cortadoras manuales para azulejos, como puedes observar aquí.

Recuerda que, ante cualquier duda, estamos a tu entera disposición.

Como conseguir los mejores acabados en alicatado

Comentarios del artículo

Publica un comentario

¿Qué te gustaría decirnos?

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *