Lamentablemente las baldosas a veces pueden romperse. Puede ser por distintos motivos, por ejemplo, que se nos caiga un martillo, algo con peso al suelo o que la baldosa tenga aire debajo de ella. Cuando esto pasa, muchas veces lo dejamos pasar. Pero cada vez que pasamos por allí nos acordamos del maldito accidente. Para poner solución a este problema, os explicaremos cómo cambiar una baldosa rota de una forma muy sencilla

* ¿Quieres saber Cómo mezclar adhesivo para cerámica paso a paso? Clica aquí  y descárgate la guía profesional gratis.
paso a paso para cambiar una baldosa rota.

Cabe recordar que en Rubi siempre recomendamos guardar baldosas al hacer la instalación del suelo para que, en casos como este, que tengamos que cambiar una baldosa rota, tengamos una baldosa exactamente igual y el arreglo no nos quede estéticamente mal al poner una baldosa distinta.

Paso a paso para cambiar una baldosa rota 

1. Retirar las juntas para cambiar una baldosa rota 

Antes de cambiar una baldosa rota lo primero que deberemos hacer es retirar las juntas de cada uno de sus lados, esto es muy importante porque evitará romper las baldosas colindantes. 

Para ayudar a realizar este trabajo en Rubi Tools disponemos de nuestro rascador de juntas o de nuestro maravilloso Rubi Scraper, especialmente diseñado para retirar las juntas muy fácilmente, ya sea para poder cambiar las juntas porque están viejas y para casos como este donde queramos cambiar una baldosa rota.

2. Rompe poco a poco la baldosa rota

Una vez retirada la junta, empieza a romper poco a poco la baldosa rota con una maza y un cortafríos. Hazlo en distintos sitios empezando desde el interior de la pieza hacia el exterior, el cortafríos te ayudará a levantar los trozos rotos.

Durante este proceso no te olvides de utilizar gafas de protección y guantes, algunos trozos de la baldosa rota pueden ser muy afilados

New call-to-action

3. Retira el adhesivo antiguo

Ahora, para cambiar la baldosa rota tendremos que retirar el adhesivo antiguo con el cortafríos o una espátula hasta que la superficie quede completamente lisa y no queden desniveles cuando coloquemos la baldosa nueva. 

De esta forma obtendremos una buena adherencia con el nuevo adhesivo que pongamos. Recuerda que no debe quedar tampoco ningún resto de la antigua junta.

4. Prepara el adhesivo 

Coloca la baldosa en el hueco que hemos preparado, donde queremos cambiar una baldosa rota. Asegúrate que la superficie esté un poco rebajada para que cuando pongamos el adhesivo quede totalmente nivelado.

Prepara el adhesivo para la baldosa que vamos a colocar y aplícalo con una llana dentada, asegúrate que nos quede todo el adhesivo a la misma altura y que esté correctamente distribuido. Para reforzar la unión es mejor hacer doble encolado, coloca adhesivo en la parte de abajo de la baldosa y repártelo con la llana.

prepara adhesivo para cambiar una baldosa rota.

5. Coloca la nueva baldosa

Ahora coloca la baldosa y aprieta con las manos, luego con una maza de goma tendrás que dar pequeños golpes hasta que la superficie quede exactamente a la misma altura que la baldosa colindante, utiliza un nivel para ver que queda totalmente nivelado.

Coloca crucetas del tamaño de la junta ya existente en todo su perímetro,  de esta forma nos aseguramos que nos queden las juntas en todos sus lados del mismo grosor.

cambiar una baldosa rota en exterior

6. Verifica el resultado y retira las crucetas

Antes de dar por terminada la instalación para cambiar una baldosa rota, verifica que no nos quede ningún desnivel con respecto a las baldosas de alrededor.
 
Una vez secado el adhesivo, retira las crucetas. Con una llana de goma pondremos las juntas. Cuando esté seco, limpiaremos con una esponja húmeda.
New call-to-action