Llanas y peines RUBI

Debido a los diferentes avances que ha sufrido el mundo de la cerámica, no sólo en el ámbito de fabricación, sino también en su colocación, los materiales de agarre han evolucionado juntamente con las diferentes técnicas, para asegurar el éxito en los diferentes tipos de colocación.

El material más utilizado para la colocación de cerámica ha sido tradicionalmente el mortero de cemento Pórtland.

No obstante, con la evolución de la cerámica, especialmente en la reducción de la porosidad de los materiales, han aparecido una serie de productos nuevos denominados adhesivos cerámicos.

Estos productos llevan un conjunto de aditivos especiales que acondicionan sus propiedades de adherencia a los diferentes tipos de cerámica. Con este tipo de adhesivos, la técnica de colocación utilizada es la llamada de capa delgada y/o capa media, que consiste en colocar la cerámica sobre un soporte ya tratado, es decir con una o varias capas reguladoras o de nivelación, aplicando entre unos 5 o 15 mm de grosor de adhesivo cerámico.

Con la evolución de la cerámica, los nuevos adhesivos cerámicos requieren herramientas más concretas.

Escoger la herramienta adecuada para cada caso dependerá sobre todo de la técnica de colocación que vayamos a utilizar. Para ello deberemos escoger entre; capa gruesa y capa fina o media.

Llanas y peines RUBI

Para la técnica de capa gruesa la herramienta de colocación puede ser tanto la paleta como la llana, ya que no es necesario realizar el “peinado” del material de agarre, tan sólo aplicarlo correctamente.

Debemos tener en cuenta que la técnica de capa gruesa para revestimientos cerámicos sólo se puede utilizar:

  • Para baldosas cerámicas con capacidad de absorción de agua E>3% (si es superior a 10% es necesaria la inmersión en agua y el escurrido de las baldosas)
  • Para baldosas con formato nominal inferior a una superficie S≤ 900 cm2
  • En pavimentos exteriores de clima templado, sin riesgo de helada
  • Sobre cerramientos y particiones en condiciones de máxima estabilidad y asentados sobre forjados de la misma condición.
  • Sin capas intermedias compresibles.
  • Sobre superficies de media/alta absorción de agua y cierta textura superficial.
  • Sobre superficies compatibles con el mortero de cemento/cal (la aplicación queda

Para las técnicas de capa fina y media, usaremos siempre el peine (llana dentada) como herramienta de colocación con espesores de hasta 5 mm en capa delgada y 15 mm en capa media. Este tipo de colocación es necesaria en baldosas de gran formato (mayor de 900 cm2) pero también puede ser utilizada en formatos menores.

Llanas y Peines RUBI

Se utilizará siempre con adhesivos cerámicos de base cementosa o adhesivos en dispersión y resinas de reacción, pero nunca con morteros de cemento tradicionales.

TIPO DE

ADHESIVO

                              FORMATO DE LA BALDOSA CERÁMICA
< 100 cm2 < 450 cm2 < 900 cm2 > 900 cm2
BASE

CEMENTOSA

(C, C1, C2)

  • Peine diente cuadrado de hasta 4.5 mm.
  • Encolado Simple
  •  Peine diente cuadrado de   hasta 6 mm.
  • Encolado Simple
Peine diente cuadrado de hasta 6 mm.

Doble Encolado

o

Peine diente cuadrada de hasta 8 mm. o redondo de 10 mm.

Encolado Simple

Peine diente cuadrado de hasta 10 mm.

Doble Encolado

EN DISPERSIÓN

(D)

  • Peine diente triangular de hasta 6 mm.
  • Encolado Simple
  • Peine diente triangular de hasta 6 mm.
  • Encolado Simple
Peine diente cuadrado de hasta 6 mm.

Encolado Simple

Peine diente triangular de hasta 6 mm.

Doble Encolado

 

El encolado simple es aquel en el que el material de agarre se aplica sólo en el soporte, se peina (dependiendo del tipo y la calidad del soporte utilizaremos diferentes tamaños de peine), y luego colocamos la cerámica.

El encolado doble es la aplicación del material de agarre tanto en el soporte como en la parte posterior (bizcocho) de la cerámica, garantizándonos una perfecta adherencia de los materiales. Sólo es necesario “peinar” el material aplicado en el soporte.

Llanas y peines RUBI

 

Otro detalle a tener en cuenta, al utilizar los peines es la variación en el consumo del material.

La siguiente tabla nos muestra los consumos aproximados para los tamaños de peine más comunes y utilizados.

TIPO DE DIENTE CONSUMO DE MORTERO COLA
Diente cuadrado 3 x 3         2,5 Kg / m2
Diente cuadrado 4,5 x 4,5         3 Kg / m2
Diente cuadrado 6 x 6         4 Kg / m2
Diente rectangular 6 x 10
        6,5 Kg / m2
Diente cuadrado 8 x 8         5 Kg / m2
Diente cuadrado 10 x 10         7 Kg / m2
Diente cuadrado 12 x 12         10 Kg / m2
Diente redondo R. 10         8 Kg / m2
Diente triangular 6 x 5         2 Kg / m2

Como punto final, debemos destacar tres características de los adhesivos cerámicos que debemos tener en cuenta en la instalación de baldosa cerámica y muy especialmente en la aplicación de la técnica de capa fina.

Nos estamos refiriendo a:

  • Vida de la pasta; es el tiempo desde que la pasta ha sido amasada y expuesta a temperatura ambiente y que aún es posible su utilización, sobrepasar este tiempo, presupone la pérdida de las características originales del material de agarre
  • Tiempo abierto de colocación; es el tiempo que tenemos para colocar la cerámica desde el momento que se ha extendido el material de agarre sobre el soporte, si superamos este tiempo el material pierde su capacidad de encolado.
  • Tiempo de rectificación; es el tiempo qué disponemos para poder corregir la posición de la cerámica una vez ya ha sido colocada.

El tipo de adhesivo y el formato de la cerámica son los aspectos más importantes en la selección del peine.

¿Qué os  parece esta información?

Compartid vuestras experiencias y comentad vuestras opiniones con nosotros.

Website Comments

  1. CLENFORD
    Responder

    Excelente descripción de las formas como utilizar el cemento cola y peines.
    Información muy importante para los q trabajamos instalando revestimientos cerámicos.
    Gracias
    Slds cordiales.

    • Rubi
      Responder

      Hola Clenford, muchas gracias por tus comentarios. Esperamos que podamos seguir aportando información de calidad para todos los profesionales de la colocación.
      Gracias por leernos.

      Saludos cordiales.

  2. Francisco Romero
    Responder

    Interesante artículo amigos, el uso de una buena llana es imprescindible para un colocador de cerámica moderno y que quiera estar al día en el sector. Su uso se hace imprescindible en la colocación más común hoy en día (colocación en capa fina) ya que nos permite extender y ‘peinar’ el adhesivo dejando una capa adecuada del mismo para fijar la cerámica de forma uniforme, evitando los huecos vacíos como pasaba en la colocación en capa gruesa de mortero (ya en desuso) y que favorecía la rotura en las esquinas de las piezas cerámicas.

  3. Pedro
    Responder

    Excelente información, ademas solicito información del consumo del mortero cuando realizamos el encolado doble. Muy agradecido

    • Rubi
      Responder

      Hola Pedro, el consumo de mortero, depende siempre del tamaño del diente del peine que se utilice.
      Actualmente, los fabricantes de adhesivos cerámicos ya incluyen este dato como información aproximada, y últimamente, cada vez más, se detalla el consumo tanto para encolado simple como para encolado doble.
      Por ese motivo te recomendamos que consultes la ficha técnica del adhesivo que vayas a utilizar. Si por algún motivo no dispones del consumo específico para doble encolado, puedes hacer un cálculo aproximado añadiendo un 70% del consumo en encolado simple.
      Esperamos que te sea útil esta información.
      Saludos cordiales.

Post a comment