El interés por el suelo radiante y su aplicación en las técnicas de control energético han aumentado mucho en los últimos años. Hoy en día muchas personas se plantean el hecho de incorporarlo en sus hogares, y es que es una tendencia que está revolucionando el mercado. Por lo general el suelo radiante se pavimenta con baldosas de cerámica. Esto se debe a que se trata de un buen material conductor del calor. 

* ¿Quieres obtener el Nuevo Catálogo RUBÍ 2020 con todas las herramientas?  Clica aquí y descárgatelo gratis.
baldosas suelo radiante

¿Por qué elegir baldosas para suelo radiante?

Las baldosas para suelo radiante se empiezan a usar en nuevas construcciones o mejoras el confort para reducir el coste energético del sistema de calefacción en hogares particulares, empresas, etc. Este método de calefacción se puede instalar mediante un sistema de agua caliente.

Las principales ventajas de este sistema respecto a los tradicionales es que estamos optimizando nuestra forma de obtener calor en el hogar de un modo mucho más ecológico, limpio y confortable.

Además recientemente las nuevas tecnologías de fabricación han incorporado la impresión digital en cerámica. Así que existe una gran variedad de diseños disponibles.

¿Cómo funciona un sistema de suelo radiante?

Este sistema de calefacción se basa en el hecho de aprovechar el calor que distribuimos por debajo del suelo, ya sea por medios eléctricos o por conductos de agua, y transmitirlo homogéneamente por toda la superficie.

Como ya sabemos, el aire caliente es menos pesado que el frío y por lo tanto subirá, calentando de una manera homogénea la superficie y por consiguiente el aire del habitáculo. Existen dos tipos de alimentación para este sistema de calefacción:

  • El sistema que se alimenta mediante agua caliente, haciendo pasar los conductos de calefacción por debajo del suelo)
  • El sistema que se alimenta de manera eléctrica, con sistemas de resistencias eléctricas metálicas o por hilos de fibra de carbono como resistencias.

Cabe decir que el sistema de agua caliente presenta una ventaja respecto a los convencionales, ya que el agua que circule por los conductos podrá estar a la mitad de temperatura, con su correspondiente ahorro. 

construccion suelo radiante

Principales ventajas de las baldosas en suelo radiante 

No hay zonas frías

Con calefacción por suelo radiante, el calor se generará desde el suelo de forma homogénea. Es por eso que tu hogar va a obtener un ambiente cálido y uniforme en el que será hasta gustoso caminar descalzo. No habrá puntos más calientes o más fríos. 

Además, el hecho de que el calor fluya de abajo arriba hará que no sintamos diferencias de temperatura en el cuerpo y evitaremos la sensación de pies fríos.

suelo radiante hogar

Tranquilo e Invisible

La calefacción por suelo radiante es el sistema de calefacción invisible. No podrás verlo y ni siquiera lo vas a oír. No hay ventiladores, sin conductos en el suelo ni radiadores en la pared. Esto hace el sistema y el ambiente de la casa en general mucho más tranquilo.

Más Limpio

Las baldosas de suelo radiante son un sistema limpio, ya que sin radiadores, conductos y obviamente ningún aparato, no se podrá detener el polvo ni crear corrientes de aire. Consecuentemente tendremos menos riesgo de entrar en contacto con gérmenes ni polvo y evitar así posibles casos de alergia, cada vez más comunes en todas las edades.

Saludable

La calefacción por suelo radiante no seca el aire como un sistema de aire forzado y hay menos pérdida de calor cuando las puertas se abren en invierno. Si lo instalamos en casa podríamos incluso abrir las ventanas para la ventilación y no perder grados de calor significativos. 

Además, si hablamos de salud, cabe decir que las personas con alergias padecen menos problemas con el suelo radiante debido a la posibilidad de ventilar el ambiente.

New call-to-action

¿Cuál es el mejor material para pavimentar sobre suelos radiante?

La cerámica es el material más común y eficaz para el recubrimiento de calefacción por baldosas de suelo radiante. Esto es debido a que conduce bien el calor y se añade almacenamiento térmico debido a su alta capacidad de calor. 

Otros revestimientos de suelo común como el vinilo, los materiales laminados, la moqueta o la madera también se pueden utilizar, pero deberemos tener en cuenta los efectos aislantes de cada material. Cualquier pavimento que ayude a aislar el suelo de la sala disminuirá la eficiencia del sistema de calefacción. 

Además, el propio material puede sufrir dilataciones si no está hecho para tolerar bien el calor, como en el caso de la madera maciza. Recientemente se han incorporado en el mercado azulejos de imitación madera que permiten el aspecto de una lámina de parquet, pero manteniendo las propiedades de la cerámica.

Y cómo sabemos que para disfrutar del suelo radiante, una buena instalación es indispensable, en este vídeo te explicamos los errores más comunes en la instalación de baldosas cerámicas:

La cerámica y porcelánicos han demostrado tener el mejor comportamiento ante el calor de los suelos radiantes, debido principalmente a sus prestaciones. Ahora bien, ¿Por qué estas prestaciones favorecen la cerámica como material para este tipo de instalaciones? La razón principal es que la cerámica y el porcelánico son materiales con gran capacidad de conducción y almacenamiento de calor. 

Por otra parte, las baldosas cerámicas son la mejor solución para contrarrestar las dilataciones que los cambios de temperatura pueden causar a los materiales. Y es que debido a las amplias posibilidades de este material, la colocación de suelos cerámicos es una tarea muy habitual tanto en profesionales de la construcción como en aficionados al bricolaje.

New call-to-action

Post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.