Un colocador de baldosa profesional está acostumbrado a trabajar en cualquier espacio de una casa: cocina, baño, comedor, etc. Pero la cocina es seguramente una de las estancias más desafiantes, puesto que tiende a ensuciarse muy a menudo.

La zona de la vitrocerámica, específicamente, es la que más sufre de la cocina. Es por ello que el entrepaño de cocina se presenta como la solución mágica, permitiendo una limpieza y mantenimiento fáciles. Te lo contamos a continuación.

* ¿Quieres obtener el Nuevo Catálogo RUBÍ 2020 con todas las herramientas?  Clica aquí y descárgatelo gratis.
cocina

Entrepaño de cocina: ¿qué es y por qué se llama así?

Como todos sabemos, la zona de los fuegos o la vitrocerámica de la cocina es una de las zonas de la casa más propensas a ensuciarse por el mero uso habitual mientras cocinamos (sartenes de las que salta aceite, ollas en ebullición que salpican…).

Esta zona de la cocina, la pared que queda visible entre la encimera y los muebles superiores, es lo que se conoce como salpicadero. 

Con el objetivo de cuidar la zona del salpicadero, y que nos sea más fácil su limpieza y mantenimiento para que acabe siendo duradero y resistente, se crearon los revestimientos de entrepaño de cocina.

Además de esta función protectora, el entrepaño de cocina también puede jugar un papel muy importante en la estética de nuestra cocina.

cocina

Entrepaño de cocina: materiales y ejemplos

Una vez sabemos lo que es, veamos de qué materiales podemos instalarlo en nuestras cocinas.

Cerámica

Uno de los materiales más utilizados para cubrir esta zona es la propia cerámica que hemos colocado en el resto de la cocina. Lo más destacado de este material es su facilidad de limpieza y mantenimiento. 

También podemos dar un toque utilizando otro tipo de cerámica distinta, ya sea gresite, azulejo o gres porcelánico.

Materiales sintéticos

Otra posibilidad es utilizar materiales sintéticos como el Silestone, Krion o Corian. Nos dan elegancia en la cocina con las ventajas de ser seguros y económicos. Además, es posible elegir entre una gran variedad de colores y acabados.

Mármol, granito o pizarra

Si queremos optar por algo más clásico, siempre podemos optar por cubrir el entrepaño de cocina con mármol u otro tipo de piedra natural como el granito o la pizarra. Suelen tener un precio más caro, pero darán un toque distintivo y muy estético a nuestra cocina.

Entrepaño de cocina

Cemento pulido

También podemos simplemente cubrir el entrepaño de cocina con cemento pulido o microcemento, pero debemos tener en cuenta que se debe realizar su aplicación antes de instalar los muebles de la cocina. 

Su aplicación tampoco resulta una de las opciones más económicas. Sin embargo, dará un toque rústico a nuestra cocina y la protegerá de las manchas y la grasa de manera efectiva.

Ladrillo visto

Como alternativa también rústica, podemos colocar ladrillo visto para el entrepaño de cocina. Nos dará un toque único a nuestra cocina.

Cristales de vidrio templado

Una posibilidad que ayudará a las cocinas que no dispongan de tanto espacio o luminosidad es optar por cristales de vidrio templado. Estos favorecen el reflejo de la luz, son fáciles de limpiar y resistentes al calor.

Láminas de acero

Por último, podemos dar un toque profesional a nuestra cocina cubriendo el entrepaño con láminas de acero. Este material es muy fácil de mantener y limpiar, resistente al calor y aporta luminosidad, pero, como punto negativo, se raya con facilidad.

New call-to-action

Instalar el entrepaño de cocina paso a paso

1. Limpiar la superficie

El paso principal para la instalación de cualquier entrepaño de cocina es limpiar muy bien, sobre todo de grasa y suciedad, la zona de pared donde vamos a colocarlo.

En RUBI disponemos de diferentes esponjas que te ayudarán durante este proceso.

2. Marcar los puntos de referencia

A continuación, debemos marcar bien los puntos de referencia de la zona que queremos cubrir para no extendernos más allá de lo necesario. Para ello, con un metro y un lápiz marcador, señalaremos la zona de pared a cubrir con el entrepaño de cocina elegido.

3. Aplicar el adhesivo

Ahora llega el momento de aplicar el adhesivo adecuado al material elegido, pues no es lo mismo pegar a la pared una placa de acero que un cristal templado, un revestimiento cerámico o aplicar directamente un microcemento. 

Para realizar esta tarea os recomendamos que leáis algunos de nuestros artículos dedicados a la instalación de diferentes materiales con su paso a paso y a los errores a evitar.

4. Instalar el entrepaño de cocina

Por último, una vez tenemos ya el entrepaño de cocina bien delimitado y con el adhesivo aplicado llega la hora de instalarlo. Al igual que antes este punto variará en función del material elegido, aunque el procedimiento estándar es pegarlo a la pared y presionar, repitiendo hasta cubrir toda la superficie.

¿Estás reformando tu cocina? No dudes en echar un vistazo a nuestro artículo: 8 ideas para el alicatado de cocina, o el de tendencias cerámicas para 2021 para estar al día de las novedades en materiales.

New call-to-action