Para instalar baldosas cerámicas correctamente, además de saber cómo cortarlo, debemos conocer el material que tenemos entre manos puesto que de ello dependerá el tipo de colocación a realizar, las herramientas a utilizar, incluso el adhesivo que vamos a emplear. Por eso vamos a dedicar este post a hablaros de los conceptos más básicos y las características de los diferentes tipos de baldosas cerámicas.

* ¿Quieres obtener la guía sobre 4 errores comunes a evitar en la colocación profesional de baldosas cerámicas? Haz click aquí y descárgatela gratis.

¿QUÉ SON LAS BALDOSAS CERÁMICAS?

Las baldosas cerámicas son piezas planas, generalmente de poco espesor (aunque actualmente se pueden llegar a encontrar de hasta 20 mm), que están fabricadas con arcillas, sílice, fundentes, colorantes y otras materias primas, que se muelen, prensan o compactan utilizando diferentes procedimientos, para después someterse a un proceso (o varios) de cocción y enfriamiento. Dichas materias primas, procedimientos y procesos de fabricación, dan lugar a diferentes productos con características distintas, aunque nunca dejamos de hablar de “arcilla cocida”.

Algunos de los tipos de baldosas cerámicas más conocidas son los azulejos, las baldosas de gres, o el gres porcelánico. La principal diferencia entre estos tipos es su porosidad (mayor o menor absorción de agua por el reverso de la baldosa) y su dureza, características que son inversamente proporcionales. Según dichas características, cada uno de esos tipos de baldosas cerámicas se utilizará como pavimentos para suelos tanto en exteriores como interiores, o como revestimientos de paredes y fachadas. Aunque actualmente y debido a los grandes avances en las técnicas de fabricación, se usan también como encimeras, revestimiento para muebles, techos, etc.

Clasificación de las baldosas cerámicas:

Los diferentes tipos de baldosa cerámica que hay, se podrían clasificar de muchas formas:

  • Por su acabado; esmaltadas (GL) o no esmaltadas (UGL).
  • Por su ubicación; exterior o interior, pavimento o revestimiento.
  • Por el proceso de fabricación: prensado o extrusión.
  • Por la capacidad de absorción de agua: Alta, media o baja.

La Norma UNE-14411 obliga a los fabricantes a indicar este tipo de información en los embalajes de sus productos. De manera que podremos saber el tipo de material que tenemos en nuestras manos con solo leer la caja de las baldosas.

Esta codificación se resume en la siguiente tabla:

baldosas cerámicas

Como punto de partida, empezaremos por los dos materiales más típicos y tradicionales:

AZULEJOS

La capacidad de absorción del agua de los azulejos es la más elevada, pero recordad que solo se realiza por la parte del soporte, nunca por el esmalte. Dicho soporte es poroso y puede ser de color blanco, gris o rojo (mayoritariamente esta última es la que predomina en el mercado). La absorción está comprendida entre el 12 y el 20%, aunque en algunos casos puede llegar al 25%. Por eso siempre veremos a los azulejos dentro del Grupo III.

Se usan principalmente para uso interior de revestimiento en paredes.

Se obtiene mediante la técnica de prensado en semi-seco y con una o varias cocciones (monococción o bicocción). La superficie es esmaltada, con una amplísima gama de colores y decoraciones especiales producidas por diferentes técnicas (calcomanías, serigrafía, pintado manual, etc.).

4 errores en la colocacion de baldosas ceramicas
La gama de formatos de azulejo es muy amplia, desde los 15×15 y 20×20, hasta tamaños de 60×30 y 40×20 cm.

La dureza de los azulejos dependerá también del esmalte, pero suele ser inferior a 5 en la escala de Mohs, con una carga de rotura entre 300 y 1200 N. Esto quiere decir que no necesitamos una gran potencia de separación para cortar este material.

Cualquier cortadora manual RUBI de categoría PRO con un rodel de Ø 6 o 8 mm nos irá perfecta para cortar azulejos. Algunos ejemplos son las gamas STAR, FAST y SPEED-N.

baldosas cerámicas

BALDOSAS DE GRES

Las baldosas cerámicas de gres se utilizan básicamente para el recubrimiento de pavimentos y pueden ser colocadas tanto en interiores como en exteriores. Están formadas en su mayoría por el método de prensado en semi-seco, aunque existen algunos casos de extrusión, todos ellos están sometidos a una sola cocción (monococción).

Podemos encontrar modelos baldosas de gres con el soporte blanco, conocidos como gres de pasta blanca y modelos con el soporte rojo (el más común). También gres con esmaltes con varios niveles de rugosidad, lo que nos añadirá mayor dificultad al corte.

La dureza de las baldosas de gres suele estar comprendida entre 3 y 8 según la escala de dureza de Mohs, todo y que cuanto más lisa sea la textura de la superficie de la baldosa más baja será su dureza.

En lo que se refiere a la capacidad de absorción, se encuentra entre el 2 y el 10% dependiendo de si el soporte está más o menos gresificado, y por eso estas baldosas cerámicas suelen estar en el Grupo II.

Su carga de rotura oscila entre los 1000 y los 2300 N, pero si aumentamos el espesor podemos necesitar potencias de separación cercanas a los 500 Kg.

Para cortar el gres podemos utilizar una cortadora manual RUBI de categoría PRO y en algunos casos más complicados una SUPERPRO, idealmente con un rodel de Ø 10 mm. Algunos ejemplos serían las gamas TS-MAX, TQ o TR-MAGNET. Podemos disponer de muchos formatos de baldosas de gres, pero actualmente, predominan los 20×20, los 30×30 y los 40×40, pero la tendencia va aumentando hasta llegar a formatos de 50×50 y 60×60.

baldosas cerámicas

BALDOSAS DE GRES PORCELÁNICO

Las baldosas de porcelánico tienen muchísimas aplicaciones debido a sus impresionantes características. Se pueden usar tanto en interiores como en exteriores para el recubrimiento de pavimentos y revestimiento de paredes y fachadas, también como encimeras, revestimiento para muebles e incluso techos.

Los formatos disponibles van desde formatos pequeños como un 30×30 o 40×40, pasando por grandes formatos como 60×20, 60×30, 60×60, 80×80, 100×33, 120×40, y acabando en la lámina cerámica o ultra gran formato con medidas de 260×120, 300×100, hasta un máximo de 360×160.

La conformación de esos formatos descomunales suele hacerse siguiendo nuevos métodos como el prensado por rodillos de lámina continua.

Los espesores pueden ir desde los 3 mm hasta los 20 mm. Su absorción es mínima estando siempre por debajo del 0.5 y por eso siempre encontraremos estas baldosas cerámicas en el Grupo I.

Su mínima porosidad se traduce en una gran dureza y resistencia al corte.

Su carga de rotura puede llegar hasta los 10.000 N, por eso no se recomienda usar cortadoras con potencia de separación inferior a los 800 Kg para cortar porcelánico de manera habitual. Cualquier cortadora manual RUBI de categoría PREMIUM y muchas SUPERPRO, nos servirá perfectamente para esa labor. Y el rodel ENDURE de Ø 8 mm o un EXTREME de Ø 22 mm hará el equipo perfecto. Dentro de las PREMIUM tenemos las gamas TX-MAX y TZ.

Ahora ya conocéis con más detalle los tres tipos más populares de baldosas cerámicas, junto con las herramientas recomendadas para el corte de cada una de ellas.

Si queréis saber más, os recomiendo echar un vistazo a otros posts de nuestro blog relacionados con el tema.

New call-to-action

Website Comments

  1. Wilson
    Responder

    Desearía saber la clasificación de las baldosas en cerámica según el tráfico, tráfico 1, tráfico 2,tráfico 3 tráfico 4, tráfico 5
    Agradeciendo su gentil atención.

    • Rubi
      Responder

      Hola Wilson.
      Te paso la tabla que clasifica los diferentes tipos de baldosa según el uso.
      La clasificación se denomina PEI.

      PEI
      1
      Situación de uso:Tránsito Liviano
      Ambientes con tránsito liviano con calzados normales, sin contacto con el exterior, poco expuestos a la acción de calzado con polvillo, Ej.: dormitorios.

      2
      Situación de uso:Tránsito Moderado
      Ambientes con tránsito liviano con calzados normales, sin contacto con el exterior, Ej.: baños, locales interiores en viviendas unifamiliares, excepto escaleras, cocinas, pasillos.

      3
      Situación de uso:Tránsito Normal
      Ambientes donde pueda darse desgaste por rozamiento con el polvillo que se arrastra con calzado normal. Locales interiores en viviendas unifamiliares en contacto con el exterior, Ej.: escaleras, cocinas, salas de estar, balcones, pasillos.

      4
      Situación de uso:Tránsito Intenso
      Ambientes con solicitaciones relativamente fuertes con movimientos constantes y grandes posibilidades de polvillo que se arrastra con el calzado normal. Locales comunes de viviendas colectivas, viviendas en contacto con el exterior. Con excepción de locales con gran afluencia de público. Ej.: oficinas privadas, terrazas, salas de hospitales.

      5
      Situación de uso:Tránsito Muy Intenso
      Ambientes con solicitaciones fuertes, con gran movimiento constante y presencia de polvillo que se arrastra con el calzado. Bancos, peluquerías, bares, ingreso a hoteles. Con excepción de locales con tránsito de elementos fuera de lo común, zapatos de golf, ruedas de carritos de supermercado sin adecuada protección.

      Espero que sea de utilidad esta información.
      Saludos cordiales.

Post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.