Uno de los trabajos de albañilería que podemos realizar con bastantes posibilidades de éxito sin ser albañiles, es construir o levantar un muro de ladrillos. Si tenemos un poco de maña, paciencia y las herramientas y materiales adecuados, podemos levantar un muro de ladrillos o una pequeña construcción con un buen resultado. Así que vamos a por ello.

* ¿Quieres saber Cómo mezclar adhesivo para cerámica paso a paso? Clica aquí y descárgate la guía profesional gratis.

muro de ladrillos

Materiales y herramientas para construir un muro de ladrillos

Si queremos construir un muro de ladrillos, primero hemos de elegirlos. Existe una gran variedad; cocido de tierra, macizo, de adobe de tierra, refractario, hueco, entre otros. Pero todos los tipos de ladrillos pertenecen a tres categorías principales:

  • Resistentes a la intemperie: pueden soportar el contacto directo con la tierra y la humedad. Ideales para la construcción de cimientos, patios, paredes de jardines, etc.
  • Resistencia intermedia a la intemperie: pueden soportar temperaturas de congelación y trabajo por encima del suelo (pero no en contacto directo con él).
  • No resistentes a la intemperie: se usan para trabajos en interiores.

Tendrás que calcular los ladrillos que vas a necesitar según el muro que quieras levantar. La medida estándar de un ladrillo es de 9.2 x 5.7 x 19.3 cm. Deberemos sumar el espacio entre ladrillos que irá relleno de mortero, el cual debería estar entre los 1.5 – 2 cm.

Consejo: Compra más de los que crees que vas a necesitar para cubrir la posible “merma” (piezas rotas).

Aparte de los ladrillos, para levantar un muro necesitamos mortero para unirlos. Podemos comprar sacos con el mortero en polvo ya preparado para mezclar con el agua, en lugar de tener que hacer nosotros la mezcla con arena y cemento.

Aunque compremos el mortero en sacos, necesitaremos hacer hormigón o usar cemento (es más fácil esta opción) para hacer los cimientos del muro de ladrillos.

En cuanto a herramientas, lo básico que vamos a necesitar es lo siguiente:

  • Cuerda y abrazaderas o clavos (para crear las cuerdas guías)
  • Capazo o balde para mezclar el mortero
  • Mezclador eléctrico si queremos realizar una mezcla perfecta y sin esfuerzo
  • Paleta
  • Llana
  • Llaguero
  • Martillo
  • Cinta métrica
  • Lonas, plásticos o madera contrachapada para colocar en la base de la pared y evitar manchar todo el suelo de mortero.
  • Nivel de torpedo pequeño para revisar los ladrillos individualmente
  • Nivel de 120 cm aprox.
  • Pala

Construyendo un muro de ladrillos

Paso 1: Excava una zanja para el cimiento

Tienes que excavar una zanja dónde colocarás la base de la pared, la cual solidificarás después con una capa de hormigón o cemento Haz una zanja rectangular que sea de la longitud y el ancho de la pared que quieras hacer y que tenga aproximadamente 30 o 40 cm de profundidad. Según la altura que quieras dar al muro, probablemente necesites una zanja más profunda o ancha. Asegúrate de que la base tenga un buen drenaje de agua lejos de la pared, para evitar su acumulación alrededor.

Paso 2: Clava estacas de madera en la zanja

Clava las estacas de modo que todas las puntas superiores estén al mismo nivel. Ten en cuenta la altura nominal de los ladrillos (la altura de los ladrillos más el mortero), y luego clávalas de manera que todas estén a esa altura, por debajo de la parte superior de la zanja. Así, la primera fila de ladrillos quedará completamente dentro del cimiento. Utiliza un nivel para asegurarte de que las puntas superiores de las estacas estén completamente niveladas, y deja un espacio de 60 – 120 cm entre las estacas dependiendo de la longitud de la pared.

Paso 3: Llena la zanja de hormigón o cemento para un muro de ladrillos

Llénala hasta la parte superior de las estacas, dejando el espacio hasta el borde de la zanja que mediste para la primera fila de ladrillos. Asegúrate de que la parte superior del cemento esté lisa y nivelada antes de que comience a secar. El hormigón o el cemento tardan entre 2 y 3 días en fraguar.

muro de ladrillos

Paso 4: Construye los postes indicadores o barras de medición

Estos postes indicadores o barras de medición te ayudarán a asegurarte que la pared esté nivelada. Para eso toma 2 tablas y márcalas con clavos en el lugar dónde debe ir cada fila de ladrillos, también conocidas como hiladas, contando con el grosor del mortero. Asegúrate de poder clavar las tablas en el suelo en ambos extremos del muro para que se aguanten sin necesidad de apoyo. Estas deben ser de la misma altura que la pared que construirás.

Paso 5: Coloca lonas o madera

¡Recuerda! En la base del muro, coloca las lonas o madera para atrapar el exceso de mortero mientras cae.

Paso 6: Coloca la primera fila de ladrillos del muro de ladrillos

Coloca la primera fila en el cimiento para ensayar la ubicación, tomando en cuenta el mortero. Utiliza la cinta métrica para asegurarte de que estén a una distancia correcta y de que encajen cómodamente en la zanja. Planifica cómo será toda la primera fila antes de comenzar a construirla.

Paso 7: Línea recta nivelada

Une la primera marca de clavos de ambas tablas con un hilo o cuerda que te hará de guía, permitiendo mantener una línea recta nivelada con la que puedas trabajar.

New call-to-action

Paso 8: Nueva fila en el muro de ladrillos

Iremos subiendo de clavo a medida que vayamos a construir una nueva fila. Esto nos servirá a partir de la segunda fila de ladrillos, ya que la primera quedará enterrada en la zanja. No dejes que el hilo o cuerda se afloje. Es necesario que se mantenga tenso para construir una pared nivelada, sólida y sin problemas estructurales.

Paso 9: Remoja los ladrillos en agua

Remoja los ladrillos en agua y espera hasta que ya no chorreen o el mortero podría quedar demasiado aguado. Pero si no los mojamos, absorberán el agua del mortero provocando problemas en su fraguado. Esto se conoce como “afogarado” del mortero y debemos evitarlo a toda costa mojando bien los ladrillos.

Paso 10: Primera capa de mortero en el muro de ladrillos

Con la paleta, coloca la primera capa de mortero a lo largo de la base del cimiento. Agrega un poco más de esos 1.5 – 2 cm ya que apretarás el ladrillo ligeramente al colocarlo.

Paso 11: Primer ladrillo en el muro de ladrillos

Coloca el primer ladrillo y presiónalo ligeramente, luego utiliza el nivelador para verificar que esté nivelado con el suelo y luego verifícalo con la cuerda guía. Retira el mortero excedente de la junta y úsalo para los siguientes ladrillos. Cuando estés seguro/a de que el primer ladrillo esté bien colocado, coloca un poco de mortero para los siguientes 2 o 3 ladrillos.

Paso 12: Recubrimiento

Toma una porción de mortero y recubre el extremo del siguiente ladrillo, que empujarás contra el primer ladrillo. Debes colocar una capa de mortero uniforme del grosor que hemos comentado. Presiónalo contra el primer ladrillo al ponerlo en su lugar y utiliza la cinta métrica para asegurarte de que esté a la distancia correcta.

muro de ladrillos

Paso 13: Presiona el ladrillo ligeramente

Presiona sobre la capa de mortero que colocaste en la base. Utiliza el nivelador para asegurarte de que los ladrillos estén alineados y a una altura uniforme. Presiónalos ligeramente para asegurarte de que estén colocados de manera perfecta.

Después retira con la paleta el mortero excedente a medida que avances, porque al presionar los ladrillos para obtener las juntas de 1.5 – 2 cm el mortero comienza a sobresalir.

Paso 14: Fila del muro de ladrillos

Sigue agregando ladrillos hasta que hayas terminado la fila. Continúa colocando de la misma manera, cubre la base y un lado con mortero, presiona y revisa la alineación con el nivelador hasta que hayas completado la primera fila o hilada. Tienes que ser meticuloso y utilizar el nivelador y la cinta métrica con casi todos los ladrillos.

Paso 15: Sube la cuerda guía al siguiente marcador

Tienes que recordar mover la cuerda cada vez que avances a una nueva fila, de manera que puedas saber cuál es la altura a la que debe llegar.

Paso 17: Comienza la siguiente fila con la mitad de un ladrillo en cada extremo

Los puedes cortar con la paleta o un martillo. De esa forma evitamos que la siguiente fila quede exactamente encima de la anterior con las juntas alineadas. Necesitamos que la junta quede corrida o a rompejunta, y para ello coloca mortero en el medio ladrillo y ponlo en posición, luego coloca un ladrillo entero al lado de la manera usual. Repítelo en el otro extremo de la pared, de manera que ya hayas puesto en posición medio ladrillo y un ladrillo entero a cada lado.

Paso 18: Mantén la alineación del muro de ladrillos

Para ayudarte a mantener la alineación, tienes que construir los extremos de la pared hasta una hilada arriba de la que estés trabajando, de manera que parezca que hubiera una escalera en los extremos de la pared. Luego, completa la fila inferior, vuelve a construir los extremos de una hilada más arriba y continúa así hasta que llegues a la parte superior. Recuerda utilizar la cuerda guía junto con el nivelador para asegurarte de que los ladrillos estén alineados y a la altura correcta. Las barras de medición te ayudarán a colocar los ladrillos de los extremos, ya que estos se alinearán de manera exacta con las marcas colocadas en el extremo de la pared.

  • Continúa construyendo la pared desde los extremos hacia dentro. Los extremos de la pared deben estar construidos hasta la hilada encima de la fila en la que estés trabajando. Esto es importante, especialmente si la pared tiene columnas en cualquiera de los extremos. El procedimiento es el mismo en cada fila:
  • Mueve la cuerda guía.
  • Aplica el mortero.
  • Presiona un ladrillo en cualquiera de los extremos de la pared con ayuda de la cuerda guía y el nivelador para asegurarte de que estén a la altura correcta.
  • Haz lo mismo en la fila que esté encima de la que construyas en el momento.
  • Mide, coloca el mortero y construye la fila que esté más abajo (completa las hiladas)
  • Repite el proceso en la siguiente fila.

Paso 19: Rellena con mortero

Rellena con mortero cualquier parte de la pared que lo necesite. Utiliza la paleta de albañil para rellenar cualquier parte o espacio en las juntas y asegúrate de que esté uniforme. Ahora espera aproximadamente 45 a 60 minutos antes de continuar, ya que el mortero tiene que estar ligeramente endurecido antes de proseguir.

Paso 20: Acabado profesional al mortero

Utiliza un llaguero para darle un acabado profesional al mortero. Los llagueros son pequeñas herramientas que te ayudan a obtener ese acabado curvo y profesional en las juntas de la pared. Presiona de manera firme la herramienta sobre las juntas y deslízala por el mortero dejar un acabado perfecto al muro de ladrillos que acabas de levantar.

 

Como has podido ver, construir un muro es tedioso y hay que ser meticuloso/a en seguir los pasos correctamente, pero no es excesivamente complicado. En cuanto a las herramientas, te invitamos a echar un vistazo a nuestro catálogo o nuestra web donde encontrarás todas las que hemos mencionado, y muchas más que pueden serte útiles al construir un muro de ladrillos.

New call-to-action